MILENIO/ VANGUARDIA
El combate a la corrupción durante la presente gestión dejó 13 mil 451 servidores inhabilitados; 2014, con el mayor número de casos

Un total de 49 mil 210 servidores de la administración del presidente Enrique Peña Nieto incumplieron con sus obligaciones en lo que va del sexenio, por lo que se impusieron 61 mil 251 sanciones administrativas, que van desde la suspensión, destitución o inhabilitación del cargo, así como castigos económicos que suman los 12 mil 686 millones 555 mil pesos.

En más de 50 por ciento de los casos se llegó a la sanción tras una queja o denuncia ciudadana, siendo el principal motivo la situación patrimonial del funcionario; paradójicamente, en todo el periodo solo 386 servidores han sido sancionados por “falta de honestidad”.

De acuerdo con el anexo estadístico del sexto Informe de gobierno, en lo que va de la administración se han aplicado 33 mil 662 sanciones administrativas, relacionadas con el incumplimiento de la declaración patrimonial de los servidores en el ámbito federal.

En 2014 hubo 11 mil 608 sanciones por este motivo, la cifra más alta de la actual administración; mientras que en lo que va del año suman mil 67 sanciones.

El segundo motivo para amonestar a los funcionarios es la negligencia administrativa, en lo que va del sexenio se han aplicado 20 mil 833 sanciones.

En 2017, un total de 5 mil 30 servidores fueron sancionados por ese motivo, la cifra más alta; en lo que va del año suman mil 748.

De acuerdo con el Informe, mil 691 funcionarios fueron sancionados por irregularidades en las contrataciones, de acuerdo con las leyes de Adquisiciones y de Obra Pública, así como de Contrataciones de Origen Laboral. La cifra más alta se registró en 2015, cuando se castigaron a 349 personas. En 2018, van 116 sanciones por el mismo motivo.

Por abuso de autoridad durante la actual administración se han sancionado a 22 mil 189 servidores. En 2014 fueron 797 funcionarios, la cifra más alta; en lo que va de 2018 suman 105 casos.

En contraste, este 2018 solo nueve personas han sido sancionados por “falta de honestidad”. En lo que va del sexenio, solo 386 servidores han sido castigados y en 2014 se alcanzó el mayor numero de sanciones, con 112 deshonestos.

El Informe detalla que de los más de 49 mil 210 servidores fueron sancionados de acuerdo con la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores y a la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores.

Además se precisa que el total de sanciones impuestas no coincide con el número de servidores castigados, ya que según la falta cometida pueden hacerse acreedores a más de una sanción.

El combate a la corrupción durante la actual administración ha dejado 13 mil 451 servidores inhabilitados. Fue en 2014, cuando se registró el mayor número de inhabilitados, con 3 mil 93; siguió 2015, con 2 mil 543, y en 2016 bajó a 2 mil 304. En 2017, la cifra de sancionados subió a 2 mil 700 servidores, pero el registro para 2018 es de tan solo 773 inhabilitaciones.

Además, en lo que va del sexenio, 16 mil 289 han sido suspendidos en sus funciones. Otra vez, 2014 aparece como el año con más registros, con 3 mil 728; la segunda mayor cifra se registró en 2017, con 2 mil 957, pero baja drásticamente en 2018, cuando solo 994 servidores han sido castigados con la suspensión.

En la administración de Peña Nieto, 2 mil 301 personas fueron destituidas de sus funciones. En lo que va del año 174 servidores fueron separados de su cargo.

Además, 4 mil 788 servidores recibieron sanciones económicas, que suman 12 mil 686 millones 555 mil pesos. En 2017, mil 67 fueron multados con 3 mil 520 millones 222 mil pesos.