El 20% de los 30 mil 500 reportes que ha recibido el Consejo Ciudadano en los primeros 10 días de agosto, es decir, 7 mil, se refieren a malas prácticas de centros de contacto, que se escudan principalmente en el anonimato para evitar las denuncias y sanciones respecto al temor y la molestia que pueden llegar a generar en los ciudadanos.

Como ejemplo de cómo operan, el número 5550016500, que cuenta con 24 reportes al 5533 5533 este año, ofreció servicios de una compañía de gas natural, una universidad y una empresa de tecnología, pero además de presuntos premios por usar la tarjeta de crédito, Visa o Mastercard.

En la mayoría de las modalidades piden los datos de las tarjetas de crédito, pero en la última, del presunto premio ganado, citan a las personas en hoteles u oficinas virtuales que rentan por unos días, al llegar les piden identificación y datos personales y los de sus tarjetas, con la posibilidad del robo de identidad.

Las razones sociales de las empresas no son ciertas y al moverse del hotel u oficina no hay dirección en la cual ubicarlos, lo que dificulta a la autoridad su persecución.

El número 5550016500, que cuenta con sede en Tlalnepantla, Estado de México, puede ser considerado un servicio de call center tercerizado, que ofrece sus servicios a grandes compañías y habla a nombre de ellas sin identificarse realmente, por lo que se dificulta su ubicación para una sanción.

El Consejo Ciudadano indicó que la violación a la privacidad de los ciudadanos puede tener tres orígenes: la venta de bases de datos de forma ilegal; el uso cruzado e ilegal de las bases que se entregan a los call center tercerizados -por ejemplo, si están contratados por un banco y una empresa de gas pueden hacer llamados a ambas para ofrecer los dos servicios, lo que es ilegal- y que el ciudadano haya autorizado sin darse cuenta el uso de sus datos personales al firmar contratos de servicios.

Para reducir este tipo de prácticas es fundamental sancionarlas, por lo que el Consejo recomienda al ciudadano solicitar a las empresas involucradas la información con la que cuenten de su persona, la que hayan compartido con terceros y la identidad de esos terceros, así como las recomendaciones que hayan efectuado al respecto.

También es importante verificar los contratos firmados y expresar ahí claramente la negativa al uso de sus datos personales para fines distintos a los del servicio, así como a recibir publicidad de cualquier tipo.