Published On: Jue, Dic 1st, 2016

Veracruz: Yunes y las cenizas de lo que quedó

INFORME ROJO

* El crimen organizado cogobierna  * Herencia duartista: sangre, desaparecidos, fosas clandestinas  * Saqueo descomunal  * PGR traslada 451 millones de lo robado  * Supuesto arreglo con empresas fantasma  * ¿O es dinero federal triangulado?  * El gabinete de Miyuli  * Moreno y Marcelo: pleito falso  * Con Franco en lo oscurito

MUSSIO CÁRDENAS ARELLANO

Publicada en mussiocardenas.com

1 de diciembre de 2016

Destrozado, saqueado, de Veracruz quedan cenizas, sangre y desaparecidos, fosas clandestinas y restos sin identidad, la policía y el aparato de poder operando para la delincuencia. Es el Veracruz que gobernará Miguel Ángel Yunes Linares.

Llega al Veracruz cogobernado por el crimen organizado, herencia infame, herencia duartista, infiltradas sus estructuras, rentado el territorio, hincado y sometido el poder público al poder de los sin ley.

Cumple un sueño y se sumerge en la pesadilla. Llega al gobierno y del gobierno queda nada, las finanzas destrozadas, el tesoro robado, desviado el dinero federal a cuentas de Javier Duarte y sus 40 ladrones, manejado por un gang de prestanombres, implicada la familia, los Tubilla, implicados los amigos, todos rufianes, invertidos miles de millones en propiedades, cuentas bancarias e inversiones en México, Estados Unidos, España, Costa Rica, quizá Sudamérica, quizá el resto de Europa.

Asume este 1 de diciembre. Yunes Linares gobierna lo que queda de Veracruz, bajo sus pies las cenizas de un maravilloso estado, aniquilado en lo social, podrido en lo financiero, entregado a la delincuencia.

Saqueó Javier Duarte a Veracruz y se fue. Lo encubrió Peña Nieto hasta que le sirvió para simular que desde la Presidencia y desde el PRI se persigue a los corruptos. Sí, a los corruptos con los que se abraza, con los que bromea, con los que ríe, con los que dialoga, con los que trazan un proyecto de poder y se ven juntos en el limbo de los que tuercen la ley.

Llega Miyuli y reitera que hará pagar a Javier Duarte, el ex gobernador hoy prófugo de la justicia, a su mentor Fidel Herrera Beltrán, por cuya mano fue impuesto robándose la elección de 2010, y que avizora que regresará lo robado a Veracruz.

Sin dinero, este 1 de diciembre Veracruz requiere 56 mil millones de pesos. Enfrenta pasivos por más de 80 mil millones. Lo agobia la deuda bancaria, la deuda bursátil, la deuda con la Auditoría Superior de la Federación, a la que habrá de reintegrársele 50 mil millones por obras no realizadas pero el dinero desviado, y la deuda con pensionados, maestros, empresarios, en fin.

Son 56 mil millones de pesos en lo inmediato y 187 mil millones en total, con un déficit demencial de casi mil millones por mes. Y los que lo robaron, impunes.

Es el Veracruz que Javier Duarte repartió entre Los Zetas, el Cártel del Golfo, el Cártel Jalisco y el Cártel de Duarte, con su policía criminal, la Policía estatal, la Fuerza Civil, que levanta gente, que secuestra y extorsiona, que siembra muerte y dolor.

Llega Yunes y comienza a gobernar el estado sangriento que Javier Duarte siempre negó, el de los periodistas asesinados, desaparecidos, exiliados y amenazados, el de los que son levantados y ejecutados, el de los que un día existieron y no se les volvió a ver.

Ese Veracruz destrozado es el Veracruz que Javier Duarte rechazó que fuera “foco rojo”, pese a los hechos, pese a la evidencia, pese a la complicidad. 

Así lo retrató INFORME ROJO, este 1 de septiembre:

“Crece el secuestro, la desaparición forzada, trata de mujeres, tráfico de migrantes, el asedio y muerte de periodistas.

“Lo avasalla el robo en carreteras, el asalto a viviendas, el atraco en las calles, los crímenes de niños, la represión a quien ejerce su derecho a la protesta.

“Mueren cada día más mujeres, maltratadas en casa, brutalmente golpeadas, víctimas del odio de sus parejas. O mueren violentamente y sus restos quedan esparcidos a orilla de carretera, en predios baldíos, con el mensaje clavado en la piel.

“Cogobierna Javier Duarte con el crimen organizado, compartiendo el poder, su policía al servicio del narco, levantando buenos y malos, inocentes y pérfidos, entregando las víctimas a quienes los han de desaparecer.

“Harta, la sociedad toma las calles, marcha y se queja, alza la voz en un solo reclamo. Marcha por igual el empresario y el comerciante, el profesionista y el industrial, rehenes de la cuota y la extorsión. Marchan los colonos, los estudiantes, las iglesias, los del área rural y urbana, con su reclamo de paz.

“Y pese al desastre que envuelve a su gobierno, dice Javier Duarte que no ve focos rojos, que Veracruz no está en ese nivel.

“Daltónico, no ve el rojo que alerta en las diversas formas de delincuencia y prefiere ignorar el gordobés que Veracruz es un caos.

“Foco rojo en violencia contra periodistas.

“Foco rojo en crímenes de niños.

“Foco rojo en desapariciones forzadas.

“Foco rojo en robo en carreteras.

“Foco rojo en feminicidios.

“Foco rojo político, que llevó al PRI a su primera derrota en la contienda por la gubernatura en más de 80 años.

“Nada ve podrido Javier Duarte mientras su Veracruz Próspero se proyecta como la entidad en que se conculcan las libertades, se reprimen las voces críticas, se vulneran las garantías de los ciudadanos, sin control la delincuencia, sometido el aparato de poder por el crimen organizado.

“Lo destaza la estadística, el análisis, el recuento de los daños, avasallado por los muertos y su sangre, la represión como política de estado.

“Una voz lo retrata. Es la de Sara Irene Guerra, coordinadora ejecutiva nacional del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

“Le dice a El Universal, el 4 de agosto de 2015, que las estadísticas internas colocan a Veracruz como un ‘foco rojo’ para el ejercicio de la libertad de expresión, que el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril (colaborador de Proceso), en el DF, despertó la preocupación de periodistas de dicho estado que han sido trasladados a la Ciudad de México como medida de seguridad.

“ ‘Nosotros —agrega— sí estamos viendo esos focos rojos de entidades que tiene un mayor número de casos para trabajar en acciones y medidas de prevención. Por mayor número de casos son Guerrero, Veracruz , Estado de México, y Chiapas’.

“Sumaba en ese entonces la Secretaría de Gobernación federal 20 solicitudes de periodistas para acogerse el mecanismo de protección federal, más los que son canalizados a instancias de protección locales.

“Luego una frase demoledora:

“ ‘Hay cinco personas que fallecieron (en el caso Rubén Espinosa), algo terrible, pero como señaló el procurador del DF, hay muchas líneas de investigación porque no murió solamente un periodista. Yo sí creo que el mismo gobernador de Veracruz tiene que estar alertado de lo que lo pasó’.

“Otro medio, Formato 7, en Xalapa, dice:

“El estado de Veracruz se ha convertido en un ‘foco rojo’ por las interminables detenciones y desapariciones, tanto por grupos al margen de la ley como del Gobierno en sus diferentes niveles; en lo que va del año, se contabilizan más de 50 personas sustraídas sin rastro en regiones como Poza Rica, Coatzacoalcos, Tierra Blanca y la zona Córdoba-Orizaba”.

Nada se le fue a Javier Duarte. Saqueó las arcas, rentó los territorios, su policía operó para el crimen organizado, levantó personas, ejecutó a inocentes y se evadió con la complicidad de Peña Nieto y su mafia, los que hoy van sobre el ex gobernador ladrón.

Colma Yunes Linares un sueño: gobernar Veracruz. 

Pero el sueño es pesadilla, la pesadilla que inició Fidel Herrera Beltrán y que terminó de construir Javier Duarte.

Gobernar sobre las cenizas de lo que quedó.

Archivo muerto

Casi nada, 451 millones de pesos, frente a la descomunal cifra de 56 mil millones que requiere Veracruz en lo inmediato. Son los 451 millones que rastreó la Procuraduría General de la República —o que dice que rastreó— a partir de las denuncias de Miguel Ángel Yunes Linares contra Javier Duarte, en ellas la identidad de sus prestanombres, las empresas que fueron usadas como fachada para saquear las arcas. Todo un show la entrega del cheque a la secretaria de Finanzas y Planeación del microgobierno flavinista, confirmada para permanecer en Sefiplan con Yunes Linares, Clementina Guerrero García. Hubo discurso del procurador Raúl Cervantes y foto. Y varios minutos de transmisión televisiva. Llegaron a las empresas fantasma, tocaron la puerta y le dijeron a los dueños o los encargados del changarro que devolvieran el dinero con sus respectivos intereses o que pasarían años en la cárcel. Y lo hicieron. Sus nombres no se saben. Los dueños permanecen en la penumbra ¿Qué se negoció? ¿Acaso la impunidad de los prestanombres a cambio de información y de devolver lo robado? Una migajita de 451 millones, de los que se entregó un cheque por 250 millones y el resto llegará en cómodos paguitos, como si Javier Duarte se hubiera robado el erario en monedas de 50 centavos. ¿O es un montaje y no hay tales empresas y se trata en realidad de recursos federales para el rescate de Veracruz? Lo hacen tan mal que no hay cómo creerles… Queda conformado el gabinete del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, al frente Rogelio Franco Castán, líder del PRD en Veracruz, como secretario de Gobierno, no sólo por los votos que aportó el perredismo, que marcaron diferencia y que de haberse perdido o ido del lado de Morena, habrían mantenido al duartismo, vía el priista Héctor Yunes Landa, otros dos años en el poder. Franco operó votos en todo el estado, en enclaves priistas que por haber sido agraviados por el gordobés decidieron golpear desde dentro. En el gabinete se incluye a un buen número de mujeres. En el gabinete está el panismo y miembros de la sociedad civil. A su lado, Yunes azul tendrá a Manuel Muñoz Gánem, jefe de la Oficina del Gobernador, el más yunista de todos, el más leal, su sombra, ex alcalde de Tuxpan y ex oficial mayor del ISSSTE. El resto del gabinete lo conforman: Jaime Téllez Marié en la Secretaría de Seguridad Pública; Clementina Guerrero García en la Secretaría de Finanzas y Planeación; Enrique Pérez Rodríguez en la Secretaría de Educación de Veracruz; Silvia Edith Mota Herrera, secretaria del Trabajo y Previsión Social; Alejandro Zairick Morante, secretario de Desarrollo Económico y Portuario; Julen Rementería del Puerto, secretario de Infraestructura y Obras; Indira Rosales San Román, secretaria de Desarrollo Social; Mariana Aguilar López en la Secretaría de Medio Ambiente; Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, secretario de Desarrollo Agropecuario Rural y Pesca; Arturo Irán Suárez Villa en la Secretaría de Salud; Leopoldo Domínguez Armengual en la Secretaría de Turismo y Cultura; Yolanda Baizabal Silva, secretaria de Protección Civil; Guillermo Moreno Chazzarini, contralor general del Estado; Elías Assad Danini en la Coordinación General de Comunicación Social; Marcelo Francisco Monfor Guillen, jefe de Oficina del Programa de Gobierno; José Luis Lagunes Lopez, secretario ejecutivo del Sistema Estatal y del Consejo Estatal de Seguridad Publica; María de los Ángeles Ortiz, directora del Instituto Veracruzano del Deporte; María Laura García Beltrán, directora del DIF; María Angélica Méndez Margarito, directora del Instituto Indígena; Hilario Barcelata, director del Instituto de Pensiones del Estado (IPE); Enrique Márquez Almazán, director del IVEC; Víctor Manuel Esparza Pérez, director de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz; Shiara Tienda Arce, director del Instituto Veracruzano para la Educación de los Adultos (IVEA); Maribel Sánchez Lara, rectora de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV); Víctor Hugo Delfín Vázquez, director del Instituto Veracruzano de la Juventud; Raúl Martínez Chávez, director de Radio Televisión de Veracruz (RTV); Alfredo Valente Grajales, director del Instituto de Capacitación para el Trabajo; Ricardo Colorado Alfonso, procurador estatal de Protección al Medio Ambiente, y Enrique de Jesús Nachón García, director del Instituto Veracruzano de la Vivienda… Marcelista de cepa, Jesús Moreno Delgado finge que rompe con su mentor, Marcelo Montiel Montiel. Se acerca al PAN. Negocia con el PAN. Se le vio en la oficina del hoy secretario de gobierno yunista, Rogelio Franco Castán, el mismo sitio en que hace un mes dialogaban Montiel y Franco, y de donde partió el show para romper con el PRI, simular un alejamiento con el ex alcalde de Coatzacoalcos, al que apenas tocó al hablar con la prensa, y comenzar a construir su candidatura a la presidencia municipal vestido de azul. Y si los porteños se atarugan, el marcelismo seguirá detentando la alcaldía por los siglos de los siglos…

mussioc2@gmail.com

mussiocardenas_arellano@hotmail.com

www.mussiocardenas.com

https://mussiocardenas.com/informe-rojo/113706/veracruz-yunes-las-cenizas-lo-quedo

About the Author