Published On: Jue, Nov 24th, 2016

ALBERTO SILVA: LOS CISNES TAMBIÉN ROBAN

INFORME ROJO

Alberto Silva: los cisnes también roban

* Empresas fantasma en Comunicación Social  * Cindy y los dineros del PRI  * Lo investiga el SAT  * El tripulador de Javier Duarte  * Juan José Gutiérrez, sombra del regidor  * Se va Marisol Wong  * Esfuma Flavino partidas a municipios  * Una bomba para Miyuli

MUSSIO CÁRDENAS ARELLANO

Publicada en mussiocardenas.com

23 de noviembre de 2016

plumaFrívolo y soez, Alberto Silva gusta de las nenas y el dinero, se pierde por las pompis de Larissa Riquelme y los millones del duartismo, mal habidos, obtenidos vía empresas fantasma, el sello del régimen, la mecánica para saquear las arcas.

Hombre clave en el caos, es el tripulador de cabecera de Javier Duarte, artífice del gobierno del Twitter, cerebro de las ocurrencias, el genio de los Frutsis y los Pingüinos, las manzanas podridas con que aludió a los periodistas, el que tejió la frase demencial que sentenció su impopularidad: a la UV no se le debe nada.

De la mano de Alberto Silva, alias El Cisne, alias El Pato de Tuxpan, van 18 empresas que operaron para el saqueo en 12 dependencias del gobierno de Veracruz con saldo descomunal: 502 millones de pesos birlados al erario sólo en el ejercicio presupuestal 2014.

Emerge del fango este rufián, que el día que no anda servido anda bebido, que espulga los sobres de la prensa servil, los textoservidores sin vergüenza que del duartismo mutaron al hectorismo y hoy pasan al yunismo azul.

Sucia su mano, sirvió para ejecutar el robo a granel en el gobierno estatal y en el PRI, donde Javier Duarte le diera poder.

Su historia, que se remite a los días en que ambos, Javier Duarte y Alberto Silva Ramos, eran corifeos y plebeyos en la corte de Fidel Herrera Beltrán, en el Senado y en la Cámara de Diputados, o en Fonacot, alcanza su clímax con el saqueo a Veracruz.

Lo exhibe Eje Central, el portal del periodista Raymundo Riva Palacio, columnista estelar con Estrictamente Personal. Lo retrata como es: rapaz, calculador, infinitamente voraz.

Pasó por la alcaldía de Tuxpan, su tierra natal; llegó a la Coordinación de Comunicación Social; se fue al PRI; pasó a ser diputado federal; volvió al área de prensa del gobernador, y retornó al Congreso federal.

Lo describe Eje Central. Lo muestra rapaz.

“Utilizaron 18 empresas fantasma y a 12 dependencias del gobierno de Veracruz, para construir el entramado que les permitió desviar 502 millones de pesos sólo en 2014. La fachada: gastos de ‘promoción y publicidad’ del gobierno de Javier Duarte.

 “La operación fue sencilla y crearon un patrón: pagaban facturas, en total 348, que emitían las compañías ­—ninguna de ellas con algún contrato con el gobierno del estado—, sin registro y sin comprobar los supuestos servicios prestados. El expediente muestra cómo el Servicio de Administración Tributaria (SAT) logró deshilvanar las operaciones y confirmó que las 18 empresas funcionan como fachada y causaron un daño al erario en 2014, en específico en la gestión de Alberto Silva Ramos al frente de la Coordinación de Comunicación Social de la entidad.

 “Silva Ramos se convirtió en el hombre de mayor confianza del entonces mandatario local, se mantuvo a su lado hasta el último día y a quien Duarte quería colocar como su delfín en el gobierno.

“El ahora diputado federal por el PRI renunció a su cargo en el área de Comunicación en octubre pasado. De los contratos que firmó en 2014, por 502 millones 571 mil 434 pesos, que supuestamente se ocuparon para los conceptos de promoción y publicidad, 75 millones quedaron pendientes de cobro ese año, mismos que Alberto Silva intentó recaudar a su regreso a la Coordinación de Comunicación en abril de 2016, pero no lo logró porque ya habían comenzado a ser públicas las operaciones ilícitas de su exjefe y amigo, Javier Duarte.

“Cuando Silva Ramos era secretario de Desarrollo Social de Veracruz, publicó 45 licitaciones que fueron todas adjudicadas a la red de 18 empresas, en 2013, firmados todos los contratos en su mayoría por el director jurídico de la dependencia, Juan Carlos Rodríguez, y su jefe administrativo, Humberto Benítez Pérez, ambos colaboradores cercanos a Silva desde que fue alcalde de Tuxpan en 2010.

“Anzara S.A. de C.V. es el nombre de una de las empresas que coincidieron en la obtención de contratos durante la administración de Silva en Sedesol en el 2013 y en la Coordinación de Comunicación. En ese entonces la compañía vendió al gobierno veracruzano blocks y arena.

 “Para 2014, la misma Anzara ofreció nuevamente sus servicios al gobierno, pero cuando Silva Ramos era coordinador de Comunicación, la empresa consiguió contratos por más de 33 millones de pesos, sólo que ya no vendía material de construcción, sino era especialista en servicios de difusión.

“Esa misma operación se repitió con la mayoría de las 18 compañías que conforman la red. La Secretaría de Seguridad Pública fue la dependencia que pagó más por servicios no recibidos, pues en el año fiscal de 2014 facturó en 39 ocasiones a 15 diferentes empresas de esta red por un monto de 54 millones 423 mil 278 pesos.

“En esas facturas aparece un pago por 139 mil 200 pesos a Gabriel García Esquivel, reportero, locutor y columnista de La Crónica de Tierra Blanca, Veracruz y quien ha solicitado la protección de Reporteros Sin Fronteras, la Fundación para la Libertad de Expresión y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), por un conflicto con la (ex) diputada local Elena Zamorano Aguirre.

“En un año el reportero  facturó 556 mil 800 pesos del gobierno estatal”.

En otra parte del reportaje, Eje Central plantea:

“La Secretaría de Desarrollo Social no se quedó atrás; pagó 32 facturas a 15 de esas empresas fantasma por 50 millones 78 mil 969 pesos. La Procuraduría General de Justicia del estado sumó 26 importes pagados a 11 empresas por un monto de 36 millones 401 mil 200; la Secretaría de Protección Civil hizo 31 pagos a 13 empresas por 46 millones 265 mil 400 pesos; Secretaría de Medio Ambiente con 25 cuentas pagadas a 12 empresas por 39 millones 612 mil 422 pesos, y la Secretaría de Educación que pagó 34 facturas a 14 empresas por un monto de 47 millones 739 mil 322 pesos, y en estas cuentas aparece otro pago a García Esquivel, por 139 mil 200 pesos.

“En la serie de dependencias contratistas también está la Secretaría de Desarrollo Agropecuario Rural Forestal y Pesca con 26 facturas pagadas a 13 empresas, por un monto de 38 millones 745 mil 604 pesos; la Secretaria de Salud con 30 pagos a 15 empresas por un monto de 47 millones 836 mil 222 pesos, y vuelve a figurar un pago más a nombre de Gabriel García por 139 mil 200 pesos . La Secretaría de Comunicaciones del Estado realizó pagos por de 676 mil 700 pesos a dos empresas. En todos los casos los pagos efectuados en 2014 fueron bajo el concepto de ‘publicidad’.

“Las 18 empresas más beneficiadas por el gobierno de Javier Duarte fueron: Saervizios Oktagonales con 75 millones 479 mil 200 pesos; Publicidad Akkira con 69 millones 828 mil 268 pesos y Merca Carrey con 65 millones 176 mil 920 pesos. También Marvercarr con 39 millones 949 mil 80 pesos; Desarrolladores Mercalim con 39 millones 525 mil 300; Centro de Recursos de Negocios Cerene con 33 millones 449 mil 147 pesos; Anzara con 33 millones 406 mil 985 pesos, y Carrirey con 19 millones 140 mil pesos.

“Después de una revisión en los reportes fiscales y documentos oficiales de cada una de las 18 empresas, el SAT concluyó que todas habían sido constituidas como fachada para desviar recursos públicos con operaciones aparentemente legales”.

Si esto no es podredumbre estilo Cisne de Tuxpan, ¿qué es?

Irma Chesty Viveros, quien lo sustituyó al frente de la Coordinación de Comunicación Social, confirmó que el SAT investiga al Pato de Tuxpan. El 19 de octubre recibió un oficio de requerimiento en torno a una de las empresas que cobraron en el gobierno de Veracruz sin que se acredite que en realidad exista.

Alberto Silva es un saqueador nato. Pasó por el PRI e hizo de las suyas. Diversos reportes que circulan en internet exhiben los gastos y partidas de que dispuso el personal de alto nivel.

De todos, la que mayores recursos manejó fue Cindy Paola Virúes Rodríguez, su secretaria desde los tiempos en que era titular en la Sedesol estatal y luego en la Coordinación de Comunicación Social. Según reportes de prensa, es su actual pareja sentimental. Se les pilla en fotografías llegando de viaje. Se les sabe cercanos, acaramelados. Adiós a la cubana Celín. Adiós a Elsa Basante.

De su voracidad no escapa ni el PRI. El portal Pumas Libres describió detalles de esa operación:

“Durante su representación en la dirigencia estatal del PRI del 5 de Octubre de 2015 al 28 de Enero del año 2016, Alberto Silva Ramos autorizó sumas millonarias a quien entonces fungió como su secretaria particular Cyndi Paola Vyrues Rodríguez a quien en menos de un año pagó más de un millón 100 mil pesos por presuntos gastos de ‘representación’.

“La misma que ha ocupado el mismo cargo cuando fue delegado de SEDESOL y en la coordinación de Comunicación Social y que hoy es su pareja sentimental.

“El dinero lo cobraba el PRI estatal a las finanzas del gobierno del estado. Era el apoyo que Javier Duarte autorizaba a Alberto Silva pues quería que fuese el candidato del PRI a sucederlo”.

Es peculado. Es daño patrimonial. Es asociación delictuosa. Son las arcas del gobierno de Veracruz saqueadas, desviando dinero al PRI.

No sólo es el Cisne ocurrente, y peor cuando anda ebrio. No sólo es el Cisne arbitrario, impune en los días de poder de Javier Duarte. Es el hilo conductor en el saqueo de las arcas, los millones arrebatados al erario. Es Alberto Silva, el hombre clave, el que ejecutó el atraco, el de las empresas fantasma, las que investiga el SAT, las que conducen hacia el destino del botín.

Si hay una pista sólida hacia Javier Duarte, esa es Alberto Silva, encarcelador de periodistas, borrachín que rasuraba los sobres de los textoservidores, el que les quedó a deber.

Una analogía los describe como son: un ciego que guía a otro ciego. Uno ya cayó al abismo.

Los Cisnes también roban.

Archivo muerto

Gris como es, Juan José Gutiérrez Monroy asume la Secretaría del ayuntamiento de Coatzacoalcos. Sin méritos, sin estatus político, llega al cargo sólo por ser sombra de Felipe Hernández Pulido, regidor a modo, el que firma las cuentas públicas del alcalde Joaquín Caballero Rosiñol. Data su amistad de los días en que ambos estudiaban la universidad en la ciudad de México y de ahí Juan José pasó a ser asesor del líder petrolero, Ramón Hernández Toledo, en la Cámara de Diputados. Militó y vegetó en las filas del ramonismo, anclado en su mecenas, y Felipe, como toda la familia, viviendo del papá. Fue director de Patrimonio Municipal y Oficial Mayor del ayuntamiento, luego que un borrachazo de su antecesor, exhibidos los choferes, exhibidos los funcionarios, obligó al alcalde Caballero a mover sus piezas. Chilango de origen, Gutiérrez Monroy releva a Juan Manuel Rodríguez Caamaño en la Secretaría del Ayuntamiento, confirmando que entre Caballero y Juanelo hace tiempo se perdió la química… Deja su cargo de contralora municipal Marisol Wong Ramos, pieza del marcelismo. La sustituye Ignacio Alejandro Montero Álvarez, quien ya había sido contralor en la segunda alcaldía de Marcelo Montiel Montiel, entre 2008 y 2010. Ocupó ese mismo cargo en la Sedesol estatal, también con Marcelo Montiel al inicio del gobierno duartista, donde los trastupijes y las empresas fantasma estuvieron al por mayor. En dos ocasiones fue secretario del ayuntamiento de Las Choapas. A Marisol Wong se le ubica ya en el gobierno de Veracruz, una vez que asuma el poder Miguel Ángel Yunes Linares… Libres bajo fianza, no absueltos, los mapaches de Boca del Río esperan auto de formal prisión o libertad. Anselmo Estandía Colom, Felipe Sosa Mora y Graciela Tejeda, ruegan que no les acumulen más cargos, pues mínimo aquellos encuentros para orquestar cómo robarse los programas sociales y coaccionar a vocales y beneficiarios, en 2013, fue delito electoral y asociación delictuosa. Y ahí no hay fianza que valga. Estandía y Sosa, según su abogado, deberán comparecer el 6 de diciembre… Caos total en Veracruz. Cuenta el gobernador espurio, Flavino Ríos Alvarado, que ningún burócrata dejó de cobrar su quincena. Lo desmienten los empleados de Salud, los de Reinserción Social, los maestros en el sur, los de Casa Veracruz, que ya se apoderaron de la residencia oficial del gobernador y ahí permanecerán hasta que les liquiden el adeudo de las últimas quincenas laboradas. Dice el falso gobernador que ya no hay dinero para cubrir las partidas federales a los 212 ayuntamientos y que el régimen duartista se robó. Fraguado así, ejecutado así, la revuelta de los burócratas no es un acto espontáneo. Es una bomba con la que tendrá que lidiar el futuro gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares. Es el legado de Javier Duarte, el detonante…

mussioc2@gmail.com

mussiocardenas_arellano@hotmail.com

www.mussiocardenas.com

https://mussiocardenas.com/informe-rojo/113682/albertosilva-los-cisnes-tambien-roban

About the Author