Published On: Mar, Nov 8th, 2016

CALORCITO PARA ANAYA POR LO DE ATLANTA

Columna Sin Nombre

@pablojair

enlaceveracruz212.com.mx

CALORCITO PARA ANAYA POR LO DE ATLANTA

plumaLa visita repentina del dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya Cortés, sólo refuerza la hipótesis que manejamos en la última columna: que los alcaldes en protesta en Xalapa ya están molestos y estarían por abandonar el Palacio de Gobierno, o por lo menos han amenazado con hacerlo.

Y es que los ediles, que son todo terreno para las protestas, pero no son tontos: a estas alturas ya deben estar dándose cuenta que los únicos que están llevando agua para sus molinos son los Yunes y su probado protagonismo, así como Anaya, quien sueña con la Presidencia de la República. Al PRD, por ejemplo, lo han relegado a ser carne de cañón, al grado que ni su dirigente estatal figura como cabeza de las manifestaciones.

No es fácil sostener una protesta: cuesta recursos, hay un desgaste físico y emocional, a la par de una capital veracruzana que ya comienza a recrudecer en sus fríos por la noche. Lo peor de todo es que no se vislumbra una real solución para el pago de las deudas que están solicitando los ediles, pues las visitas del “gober ansioso” y de los alcaldes en la Ciudad de México sólo han logrado gestionar adelanto en las participaciones federales ya presupuestados. Fuera de eso, no más.

Basta leer las reseñas de esta mañana: el gobernador electo se reunión el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, donde trataron temas de seguridad y gobernabilidad para el estado. El gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado, por su parte, se reunió este lunes con autoridades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a fin de gestionar recursos para atender las demandas en materia financiera de los alcaldes veracruzanos.

Lo más emblemático fue la marcha de 60 alcaldes por Paseo de la Reforma después de reunirse con el senador José Francisco Yunes Zorrilla, y luego fueron recibidos por el subsecretario de Gobierno, René Juárez Cisneros. De esta movilización, los presidentes municipales hicieron patente su deseo de que los recursos federales fuesen destinados directo a los municipios, sin que pasen por las arcas del Gobierno del Estado.

Todo esto fue la agenda mediática de ayer, aunque en el fondo, hasta el momento, el tema financiero no se ha resuelto.

Esta misma demagogia la trajo Anaya a Xalapa, y la expresó en su conferencia mañanera luego de dormir en Palacio de Gobierno: según el portal Al Calor Político, en nota de Ángeles González, el dirigente panista “No propuso nada en concreto para apoyar a los alcaldes veracruzanos (…) y solucionar de manera definitiva el problema financiero que enfrentan, se dedicó a soltar una serie de adjetivos de la crisis que se vive, pero nada en concreto”.

En la realidad el que maneja la lana, el secretario de Hacienda, ha mantenido su postura de que la propuesta viable para el nuevo gobierno sería el de pedir un crédito y adelantársele las participaciones federales. No más hasta el momento.

Por lo anterior, el viernes por la noche, el gobernador electo acudió al Palacio de Gobierno para darse baño de pueblo y animar a los manifestantes a que siga la protesta en Palacio de Gobierno. Para los mismos fines vino Ricardo Anaya, para reforzar el ánimo y espíritu moral de la protesta.

Pero también Anaya anda de paseo en Xalapa porque es vapuleado a nivel nacional con el escándalo de sus constantes viajes a la ciudad de Atlanta, en Estados Unidos, donde reside su familia. Cuestiones que permitieron ver que el joven líder del blanquiazul está lejos de presumir una transparencia en el manejo de recursos como lo quiere vender.

Para esto vino a Xalapa, para darse un calorcito en Xalapa, al cabo que el frío de la capital veracruzana no se compara con la gélida Atlanta en estas fechas.

About the Author