Published On: Dom, Nov 6th, 2016

VERACRUZ: AYUNTAMIENTOS EN QUIEBRA

INFORME ROJO

Veracruz: ayuntamientos en quiebra

* Gobernador engañó a alcaldes  * Américo y Caballero, esquiroles  * Sigue desviando recursos federales  * 6 mil millones en riesgo de ser robados  * Que PGR proceda contra Flavino y Pelegrín  * Daniel Duarte y los bienes en España  * La clave del desvío en Europa  * CMAS: se perfila Madrazo Lemarroy  * Tony Macías, Monex y Soriana  * Puga a la Dirección de Egresos

MUSSIO CÁRDENAS ARELLANO

Publicada en mussiocardenas.com

4 de noviembre de 2016

plumaVida de rey se da Flavino Ríos, mientras los ayuntamientos quiebran, sin un peso para salarios, sin aguinaldo, en la parálisis total, engañando el gobernador de Veracruz con trasladar partidas federales que no llegan a los municipios.

Degusta viandas y platillos. Huele el vino y lo disfruta. Se deja fotografiar con estampa relajada, sonriendo a la vida, viviendo la gloria de ser el gobernador del desastre final, 47 días humillado con tal de detentar poder.

Va de compras en familia, placeando en Xalapa, a la vista de todos, protagonista de videos que registran que el relax se lleva con el shopping, al tiempo que Veracruz entra en fase terminal.

Sus 212 ayuntamientos, sin un centavo, esperaban los recursos que prometió entregar este jueves 3 y no cumplió.

Muy feliz y muy falaz, convocó Flavino Ríos a los alcaldes en Casa Veracruz, su refugio pues desde el sábado 29 de octubre le tomaron el palacio de gobierno 51 presidentes municipales del PAN y PRD que también reclaman las partidas federales que el duartismo desvió y que suman solo para ellos mil 515 millones de pesos y para el total de los municipios 3 mil 200 millones.

Con Flavino Ríos estuvieron 95 ediles, todos con el agua hasta el cuello, sin dinero para pago de nómina, menos para proveedores.

A más tardar —ofreció el 31 de octubre— en cosa de tres días trasladaría una parte de las partidas federales. Pero no lo hizo.

Su intención no fue aliviar el conflicto financiero. Engatusó a los alcaldes, principalmente priistas, los lacayos y los serviles, para atenuar el impacto generado por la toma del palacio de gobierno, inédito que el gobernador —en este caso el falso gobernador Flavino Ríos porque fue impuesto violando la Constitución de Veracruz— haya tenido que irse a despachar hasta en las banquetas.

Se advertía la dimensión de la protesta y lo que podía llegar a ser. Si a los panistas y perredistas se hubieran unido los alcaldes del PRI y sus satélites, motivados todos por la falta de recursos, por la retención de las partidas federales, la debacle habría sido total.

Flavino los llevó a Casa Veracruz. Américo Zúñiga Martínez, alcalde de Xalapa, los llevó al palacio municipal de Xalapa. Ahí fueron mareados por los senadores priistas José Francisco Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa con el señuelo de que iniciarían las gestiones para que las partidas federales fueran trasladadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a los ayuntamientos de manera directa. Sí, ¿pero cuándo?

Tres días duró la farsa. El jueves 3 los alcaldes esperaron que el depósito de las partidas federales se reflejara en las cuentas de los ayuntamientos. Transcurrían las horas y el dinero no llegaba. Y no llegó.

Dar las partidas federales nunca fue el objetivo. Sí lo fue impedir que más alcaldes se sumaran a la toma del palacio de gobierno, liderada por el presidente municipal de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares. Y ahí, el senador Fernando Yunes Márquez, del mismo clan.

No alarmó tanto la toma de palacio de gobierno como ver ahí a los Yunes azules, echando al PRI por la fuerza un mes antes del cambio de gobierno. Y más aún, por la corrupción del duartismo, que es la corrupción del priismo, el robo de las partidas federales que debiendo trasladar a los ayuntamientos, supuestamente las usaron para pagar nómina del gobierno de Veracruz, o sea el ejército de “aviadores” que conforman las estructuras electorales y las cuotas para los grupos de poder, o para que la fortuna descomunal y mal habida de Javier Duarte, vía su red de prestanombres, crezca.

Alarmó al duartismo y a la fidelidad, a los Yunes rojos, al PRI y al peñismo, a Meade y sus aspiraciones presidenciales, obvio para seguir jodiendo a México, y para ello primero hay que joder a Veracruz.

Alarmó a todos la revuelta de los alcaldes, así muchos de ellos, la mayoría, hayan sido lacayos del duartismo, peones que comían de la mano del ex gobernador, personajes grises que del taco sin carne pasaron a comer con manteca.

Pero la toma de palacio es inédita. Y orquestada por los Yunes azules, peor para el PRI.

¿Cuántos palacios de gobierno, en las 32 entidades el país, se hallan en poder de alcaldes? Sólo Veracruz.

Con un engaño Flavino Ríos y los Yunes rojos impidieron que el movimiento de los alcaldes rebeldes creciera, pero el embuste sólo duró tres días. La noche del jueves 3, cuando las cuentas bancarias de los ayuntamientos no reflejaban el depósito de las partidas federales, los ilusos despertaron. Los usaron y los desecharon.

Dos casos destacan en el vodevil de los alcaldes esquiroles: Américo Zúñiga Martínez, de Xalapa, y Joaquín Caballero Rosiñol, de Coatzacoalcos, que gobiernan a tumbos, que lo mismo se engallan que se bajan el calzón.

Hoy sufren la sequía de los recursos federales. Fueron por lana y salieron trasquilados.

Tardíamente reacciona el alcalde de Coatzacoalcos, Joaquín Caballero, que llegó al cargo de la mano de Karime Macías Tubilla de Duarte, que en los días de poder del gordobés no le alzaba la voz, que pudiendo ser el primer presidente municipal en recibir a Yunes Linares tras ganar la elección, el 5 de junio, se negó porque “soy empleado del gobernador” y no le daría permiso.

A Flavino Ríos sí lo increpa. En un comunicado advierte que no honra su palabra, que no tiene credibilidad, que no hay punto para negociar.

Dice el comunicado del ayuntamiento de Coatzacoalcos:

“El Gobierno del Estado incumplió nuevamente su compromiso con los municipios y acumuló un mes más de retención de participaciones federales que tendrían que haber depositado en el transcurso de este jueves.

“El presidente Municipal, Joaquín Caballero Rosiñol, dijo que esto demuestra que no hay condiciones de diálogo con el Gobierno Estatal, ya que no hay credibilidad en su palabra.

Seguiremos insistiendo en la vía legal.

“Vamos a exigir que la Federación intervenga y que estemos presentes en las mesas de diálogo que se instalarán para resolver este grave problema que daña severamente a la administración pública.

“El incumplimiento de hoy nos pone de manifiesto que el diálogo y la buena fe se están agotando.

En el Senado, Fernando Yunes Márquez plantea que la Cámara Alta intervenga para que la Secretaría de Finanzas y Planeación de Veracruz entregue “de manera inmediata” las participaciones federales a los ayuntamientos veracruzanos.

Hay 6 mil millones en riesgo. Sí, en riesgo de ser robados, desviados a las empresas fantasma de Javier Duarte o al saqueo de dinero en efectivo en camionetas del gobierno de Veracruz, cuyo destino es incierto, quizá en las bóvedas ocultas en los jardines del círculo allegado al ex gobernador.

Reza el comunicado:

“En el punto de acuerdo, también exhorta a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que coadyuve en la solución de la grave crisis financiera que vive el Estado de Veracruz.

“A la Procuraduría General de la República le solicita actúe de manera inmediata en contra del Gobernador Interino del Estado de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, y del  Secretario de Finanzas y Planeación del Estado de Veracruz, Antonio Gómez Pelegrín, por el desvío de recursos y demás delitos que resultaran”.

El desvío de recursos es real. Lo admite el secretario de Finanzas, Antonio Gómez Pelegrín, quien la víspera se sinceró con el periodista Ciro Gómez Leyva.

Admite el secretario:

“Efectivamente —dice Gómez Pelegrín, traemos un problema financiero sumamente grave en Veracruz, es un problema que lamentablemente no es nuevo, es un problema que empieza a generarse de una manera fuerte e importante a partir del año 2012 que inclusive por un mecanismo que se llama COVENATS, que son una medidas de restricción, no se transparenta, no se conoce todo este proceso de crecimiento de deuda que va teniendo el estado y ya llegamos a 2016; nosotros transparentamos la cuenta pública 2015 en la que ya se establecen números más o menos reales y todavía sujetos a depuración.

“Reconozco y acepto —y lo digo públicamente—  que no es un problema de Hacienda y de la Federación. Es un problema que se generó en el estado. Es un problema que surge y nace en el estado, que traemos problemas gravísimos de un crecimiento de gasto corriente en los años 12, 13 y 14 muy alto y que se hicieron muchas cosas fuera de lo que tuviera que haber sido en un aspecto financiero ordenado. En un régimen de prioridades decidió siempre el gobernador del estado, ante un régimen de prioridades decidió utilizar recurso municipal para pagar nóminas y gasto corriente del Estado”.

De Javier Duarte, el secretario de Finanzas dijo:

“Se lo advertía, pero aparte de que se lo advertía, lo sabía. Él (Javier Duarte) fue secretario de Finanzas y sabía perfectamente bien que el recurso etiquetado tiene destino, pero la explicación siempre fue una respuesta de tipo política que era fundamentalmente el sacar los problemas, el pago de la quincena para evitar que tuviéremos conflictos internos. Esa es la triste realidad”.

Hoy la quiebra de los ayuntamientos es inminente. No hay recursos para pagar nómina, no habrá aguinaldo, no hay para saldar a proveedores ni para liquidar las obras ejecutadas.

Se avizora la quiebra que tanto negó Javier Duarte y que arrancó en los días en que Fidel Herrera Beltrán se hallaba en “la plenitud del pinche poder”, encubiertos ambos desde las altas esferas de poder.

Vida de rey se Flavino Ríos mientras los ayuntamientos quiebran. Degusta platillos y bebe buen vino. Va de shopping y se placea. Vive la gloria de ser el gobernador del desastre final. 47 de falso gobernador y un mes sin poder entrar a palacio.

Mientras, Veracruz entra en fase terminal.

Archivo muerto

Como el nopal, le siguen apareciendo propiedades a Javier Duarte. Son las de España, de Bilbao y Madrid, de las que habló en abril Miguel Ángel Yunes Linares al arranque de su campaña hacia el gobierno de Veracruz. Ahora las “descubre” Carlos Loret de Mola en su Despierta, el noticiario matinal de Televisa. Habla del hotel en Bilbao, de los departamentos de lujo en Madrid, a nombre de inmobiliarias en las que aparece como socio su hermano Daniel. Inmobiliaria Consultoría Casco Viejo SL es dueña del hotel Iturrienea Ostatuta, donde el costo por noche fluctúa entre 75 y 95 euros. Lo adquirió el 23 de abril de 2014, estando Javier Duarte en la “plenitud del pinche poder”. En otra inmobiliaria, denominada Bilbao Alquiler Apartamentos y Servicios S.L, Daniel Duarte aparece como administrador y socio en un 50%. Esa operación fue realizada en 2011, cuando iniciaba la pesadilla duartista. Uno más: un departamento de 104 metros cuadrados en el piso 3 de la calle Lamana, en Bilbao, adquirido el 30 de mayo de 2012. Otro: departamento que se halla en el barrio de Salamanca, en Madrid. Y la joya de la corona es el departamento del edificio 8, calle Antonio Acuña, a nombre de José Manuel Ruiz Falcón, a quien Javier Duarte nombró director del Centro Histórico del puerto de Veracruz. Su valor es de 40 millones de pesos. Según fuentes allegadas al yunismo azul, Daniel Duarte de Ochoa es pieza clave. Con perfil bajo, es quien maneja las inversiones del ex gobernador en Europa, todo, absolutamente todo lavado… Suerte la de los Lemarroy. Uno de sus alfiles se perfila para dirigir CMAS. Presuntamente se trata de un joven profesionista de apellido Madrazo Lemarroy, sobrino del ex alcalde de Coatzacoalcos, Rogelio Lemarroy González, vinculado al gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares. Es el clan que habrá de gobernar Veracruz por dos años, sumergida la entidad en deudas, corrupción, saqueo, la herencia de la fidelidad y el saldo trágico del duartismo, tácitamente en quiebra financiera, sin un peso para pagar salarios, aguinaldos, proveedores, entregar el subsidio federal a la Universidad Veracruzana. Codiciada, la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento operando con números negros, rentable y es una caja chica política con un dueño: Tony Macías, el suegro incómodo del ex gobernador Javier Duarte, con su alfil Pedro Tiburcio Zaamario, que siendo director jurídico controla los recursos, los acuerdos para condonar multas, el cobro que no ingresa a las arcas de CMAS. Pedro Tiburcio, aquel que presumía que en los campos de golf se mentaba la madre con Javier Duarte y se pendejeaban, según consta en un audio, está en la mira del yunismo azul con riesgo de cárcel. Llegaría un Madrazo Lemarroy a CMAS y con él, el duartismo de los García Bringas por ligas familiares —yerno y suegro—, cuyo mayor exponente, el diputado Rafael García Bringas, solía enfrentar —y retar a golpes— a la bancada panista en el Congreso de Veracruz y alzaba la mano con vehemencia para aprobar el blindaje legal a JDO y el saqueo descomunal. ¿O sea, castigo a Javier Duarte y premio a los duartistas? ¿Y dónde queda el regidor Luis Rendón Martín, sin perfil para el cargo pero que tan copiosa votación le allegó a Miguel Ángel Yunes en la elección para gobernador (es sarcasmo)? ¿Y el clan de los Wong que se lió a golpes con la policía para impedir la detención del senador Fernando Yunes? Un enredijo azul y todo por la CMAS… Un dato: Tony Macías, Parque Tecnológico Puerto México y Frutas y Verduras Asépticas podrían ser un hilo conductor hacia Monex y Soriana, las dos firmas implicadas en el financiamiento ilegal a la campaña de Enrique Peña Nieto que lo impuso con un fraude electoral en la presidencia de México. ¿Capitales del erario veracruzano triangulados para la campaña presidencial del PRI? Es una pista que no se ha explorado… De Condusef llega Héctor Puga Torres a la Dirección de Egresos del ayuntamiento de Coatzacoalcos. Releva a Javier Anaya Ruiz, quien se va al gobierno federal. Puga fue empleado de Casas Geo, empresa de pésimo historial, beneficiaria del ex gobernador Fidel Herrera Beltrán, quien le vendió una inmensa extensión de tierras de la reserva de Coatzacoalcos a precio de ganga, en los que se construyeron fraccionamientos de bajísima calidad. Puga también fue trabajador de Bancomer por 10 años…

mussioc2@gmail.com

mussiocardenas_arellano@hotmail.com

www.mussiocardenas.com

https://mussiocardenas.com/informe-rojo/113624/veracruz-ayuntamientos-en-quiebra

About the Author