Publicado el: 7 de junio de 2012 | 9:11 am
Sin categoría | Por admin

AMLO EN TERCER GRADO: UN ENCUENTRO TENSO, RÍSPIDO, DESORDENADO, CON RECLAMOS PERSONALES Y AGRIDULCE

Por: Redacción / Sinembargo  

El candidato presidencial de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, tuvo la noche de este miércoles un encuentro ríspido, tenso, con reclamos personales y sabor agridulce con Tercer Grado, el programa de Televisa que dirige Leopoldo Gómez. AMLO dijo que el presidente Felipe Calderón es responsable de los 60 mil muertos porque abordó mal el problema del crimen.

Aclaró, de inmediato, que no va a perseguir a Calderón por el resultado de la guerra. Pero no hubo tiempo para que López Obrador argumentara largo, tendido –sólo al final–, como Enrique Peña Nieto. Recibió una batería de cuestionamientos de todos –como a veces lo vivió Josefina Vázquez Mota– por esta elección y por la anterior, la de 2006. Hubo enormes tramos con pocas propuestas, sin preguntas concretas y respuestas específicas.

Hubo confrontación, a veces burla.

Leopoldo Gómez no intervino, como en otras ocasiones, para moderar. Dejó correr interrupciones y enfrentamientos verbales, los cuestionamientos en grupo. Joaquín López Dóriga, Denise Maerker, Carlos Loret de Mola, Ciro Gómez Leyva, Adela Micha, Carlos Marín y Víctor Trujillo participaron este miércoles, en un formato de entrevista, en el programa por el que ya pasaron Josefina Vázquez Mota y Enrique Peña Nieto, abanderados de PAN y PRI respectivamente.

Leopoldo Gómez abrió el encuentro dándole a López Obrador datos sobre la “cobertura informativa imparcial” de la televisora. AMLO tuvo otra opinión; consideró que se cubre con favoritismos para Enrique Peña Nieto, candidato del PRI.

AMLO agregó, también en esa apertura, que según sus últimos datos está dos puntos encima de Peña Nieto. Habló de la “guerra sucia” que se le ha lanzado por, dijo, su avance en las encuestas.

A pregunta de Loret de Mola, dijo que aceptará los resultados del IFE, gane o pierda. El primer tema fueron las encuestas. Gómez Leyva le dijo que él “injurió” la encuesta de Gea-ISA en 2006, y fue la más cercana al resultado final. AMLO respondió que hay una diferencia de 12 puntos entre su encuesta, que pública Milenio, y la de Reforma. “Algo está pasando”, dijo AMLO.

Intervino Marín. Leyó otras encuestas que le dan triunfo amplio al PRI. López Obrador respondió, entre otras cosas, que la encuesta de Gea-ISA “está copeteada”. Maerker le preguntó que quién era el árbitro de la contienda, “el IFE o tú”. “Son los ciudadanos”, dijo. “Tendremos las actas la noche de la elección”. Luego vino Trujillo.

Le preguntó por qué no habría un “re-fresco” a su campaña y en su discurso, dadas las nuevas condiciones en el país. “Ahora las cosas están muy claras –le respondió–: la gente puede decidir si quiere más corrupción, más injusticia, más desempleo, más inseguridad, o un cambio verdadero”, dijo, sacado de su discurso tradicional.

 –¿No generas inquietud cuando mencionas de fraude? –intervino Maerker. –Me preocupa esto de su discurso del fraude. ¿Crees en el IFE? –agregó López Dóriga– ¿Reconocerás, si no te favorece, el resultado? –No soy un ambicioso vulgar.

No estoy obcecado del poder. No puedo decir que no acepto un resultado si no me favorece. No lo hice en 2006 porque yo gané la elección. –¡No se pudo comprobar! –dijo Marín. –¿Habrá un conflicto postelectoral? –insistió López Dóriga. –No va a haber conflicto. Vamos a ganar y va a haber fiesta nacional.

López Obrador explicó que Morena tiene como objetivo la transformación del país. Por eso, dijo, no vamos a mantener la lucha. Esto a pregunta expresa de López Dóriga sobre si iba a continuar su lucha después de la elección. Se habló también del supuesto “pase de charola”, a pregunta de Micha. AMLO dijo que “el señor de la casa” pidió cooperación, pero aclaró que él nunca lo habría aprobado. Luego dijo que era un tema con trasfondo político.

 –¿Fueron a pedir dinero a su nombre y usted no los llamó a cuenta? –insistió Adela Micha, exaltada. López Obrador dijo que Milenio, Televisa y El Universal son simpatizantes de Peña Nieto. Marín soltó una carcajada.

López Dóriga le reclamó que dijera que se dedicó todo el Noticiero al tema del pase de charola. López Obrador habló de corrupción y de su lucha contra ella. Intentó explicar sus propuestas pero fue interrumpido.

 También evadió algunas preguntas, a veces por su propia manera de argumentar, y otras veces por interrupciones. En algunas ocasiones fue un encuentro a gritos, con pocos espacios para que unos y otros explicaran sus argumentos.

Tal cual: Un encuentro tenso, ríspido; con reclamos personales.

Sabor agridulce.

 

Hazte seguidor de LaNigua

1.-Entra en nuestra pàgina de Facebook: LaNigua

2.-Haz click en el botón "Me Gusta".

3.- Haz click en el botón "Seguir>Recibir notificaciones" y listo. 

Ahora recibirás información todo el día en tu perfil.
Puedes invitar a otros amigos

 

Publicado por:

-

Entradas recientes

error: El contenido de esta página está protegido contra copia. Ponerse en contacto con el administrador para obtener el contenido de manera legal.