Published On: Jue, Abr 26th, 2018

FIESTA ROJIBLANCA: ¡CHIVAS AL MUNDIAL DE CLUBES!

Fue en la tanda de penales donde el Rebaño Sagrado conquistó la Concachampions, que da el boleto al torneo de Emiratos Árabes Unidos

El Informador

Miles estuvieron de pie por varias horas en los alrededores de la Minerva, aguardando a que sus ídolos llegaran a mostrarles la copa que los llevará hasta el Mundial de Clubes. EL INFORMADOR/A. Camacho

El Guadalajara de Matías Almeyda se volvió a bañar de oro, luego de coronarse en la Liga de Campeones de Concacaf al vencer a Toronto en tanda de penaltis, ante el delirio de más de 36 mil aficionados en el Estadio Akron.

Los rojiblancos sufrieron de más, pues cayeron 2-1 ante un aguerrido campeón de la MLS que le dio la vuelta con goles de Altidore (24’) y Giovinco (43’) a un partido que perdían a los 18 minutos con tanto de Orbelín Pineda. El global estaba 3-3 (1-2 Chivas en la ida) y fueron necesarios los penales.

Para definir al monarca, Chivas fue implacable al no fallar ninguna de sus cuatro ejecuciones, mientras que Osorio y Bradley erraron sus tiros para dibujar un triunfo de 4-2 y global total de 7-5.

Con la victoria, el Rebaño asistirá por primera vez al Mundial de Clubes en diciembre, aunque Almeyda no confirmó su continuidad para ese certamen. De cualquier forma, la victoria desató un eufórico festejo cuyo epicentro fue la Minerva, a donde el equipo llegó después de la una de la mañana de hoy.

Pese a que era madrugada y media semana, la afición rojiblanca no dudó en manifestarse para festejar este título que el Rebaño no conseguía desde hace ya casi 56 años.

Fue en 1962 cuando el Guadalajara se erigió como el monarca de la Concacaf por última vez con el equipo del “Campeonísimo”, por ello valió la pena esperar el arribo del equipo hasta la Minerva.

Fueron casi tres horas las que la afición rojiblanca tuvo que esperar para que el Rebaño llegara hasta esta glorieta que se ha vuelto su lugar de festejo por excelencia.

Miles estuvieron de pie por todo este tiempo para aguardar a que sus ídolos llegaran a mostrarles la copa que los llevará hasta el Mundial de Clubes del próximo diciembre.

Los últimos días han estado marcados por las protestas de los jugadores rojiblancos hacia su directiva, pero ayer, en un momento que perdurará en la historia, todo fue perfecto en el seno del equipo más mexicano de todos.

Chivas se escribe en árabe

En su tránsito al paraíso, Guadalajara tiene que pasar por el infierno y el purgatorio previamente. Así es y ha sido, pues de otra forma parece que no sabe a gloria para Chivas.

Anoche antes de los 20 minutos de juego el Rebaño era claro campeón de la Concacaf. Sobre la media hora de juego se mantenía como monarca, pero comenzaban las dudas. Al medio tiempo no era ni campeón ni subcampeón.

Sobre el final se quedó a segundos de perder, y, como todo equipo que gusta del drama, se coronó desde el manchón de penalti para clasificar por primera vez al Mundial de Clubes en Emiratos Árabes Unidos.

Todo, cortesía de un marcador a todas luces adverso: derrota de 2-1 en casa ante Toronto en el duelo de Vuelta de la Final de Concachampions. Eso forzó la tanda de penaltis, que culminó 4-2 en favor de un implacable Guadalajara, que para la estadística se erige como monarca del área con global de 7-5.

Pestañeos

Eso fue el marcador del partido, un par de descuidos de un Guadalajara que fue solvente casi todo el cotejo.

Almeyda dispuso de una variante en su formación al mandar línea de cinco atrás y con Pérez pegado a Giovinco. El esquema le funcionaba al técnico porque el italiano permanecía aislado de su equipo y porque Chivas tenía posesión y sabía llevar la pelota al área rival.

Sobre los 18 minutos encontró el gol en una combinación de Pizarro y Orbelín, pero el primer descuido llegó al 25’, cuando tuvieron en defensa hasta dos oportunidades de despejar la pelota en su área y no lo hicieron. Así, Osorio sirvió a Altidore que sólo empujó.

El Rebaño apretó y volvió a erigirse como dominador del encuentro, pero Giovinco aprovechó el único descuido del “Tortas” para anidarla.

En el complemento, Chivas dominó sobre el final y hasta se salvó de caer; suerte de un campeón que terminó por ser infalible desde los 11 pasos, lejos de los temas extracancha y cerca del corazón de su afición.

LA AFICIÓN Y EL REBAÑO SUFRIERON
Todas las emociones se vivieron en el Akron

La Final de vuelta de la Concachampions fue una montaña rusa de emociones para el Guadalajara.

Todo era diversión, alegría y confianza hasta que apareció la figura de Sebastián Giovinco. Chivas se puso al frente en el marcador muy pronto, la explosión en el Akron no se hizo esperar, pero pronto el gozo se fue al pozo. Toronto FC le dio la vuelta a la pizarra y emparejó el global, el nervio volvió a la tribuna.

Llegaron los penales y la afición se entregó.

Michael Bradley falló y todo terminó, Chivas alzó el título de la Concacaf ante un pletórico Estadio Akron qué pasó del nervio y el sufrimiento, al festejo, con el “Cielito Lindo” incluido.

MOMENTOS CLAVE

El gol imposible
Con Toronto fundido, a cinco minutos del final, Eduardo López entra por la banda derecha en gran jugada individual. La “Chofis” se pone frente a Bono, encerrado contra la raya y en vez de meter la diagonal a dos compañeros que cerraban, intenta clarear al arquero, que aguanta de buena forma el balonazo.

Suerte de campeón
Al minuto 90 Orbelín Pineda aflojó la marca sobre Giovinco y el italiano escapó por el sector de la derecha. Sebastián metió centro templado al manchón de penalti donde no llega nadie, pero a segundo poste Jonathan Osorio se encuentra la pelota solo, con toda la oportunidad de meter el gol del triunfo, y termina volando su disparo.

De carne y hueso
En la tanda de los penaltis Guadalajara no fallaba y Michael Bradley se encontró con un disparo decisivo. El capitán de la Selección de Estados Unidos llegaba para formarse y que continuara la serie. Frío como es, Bradley se perfiló con la seguridad de siempre, pero voló la pelota y certificó el título del Guadalajara.

LA FIGURA
Rodolfo Cota

El arquero del Guadalajara fue pieza clave para la obtención del título. En los primeros minutos detuvo un par de disparos que pidieron terminar en gol, además de que cerca del final, cuando Toronto tenía la ventaja, tuvo dos lances que hicieron que el público festejara y coreara su nombre. Otro título más para cancerbero en lo que podría ser su último juego con el Rebaño.

ASÍ FUE
La serie de penales

Oswaldo Alanís (Chivas) ANOTÓ
Sebastian Giovinco (Toronto) ANOTÓ
Jesús Godínez (Chivas) ANOTÓ
Jonathan Osorio (Toronto) FALLÓ
Alan Pulido (Chivas) ANOTÓ
Marky Delgado (Toronto) ANOTÓ
Ángel Zaldívar (Chivas) ANOTÓ
Michael Bradley (Toronto) FALLÓ

 

Hazte seguidor de Noticias LaNigua

1.-Entra en el siguiente link: https://www.facebook.com/pages/LaNigua

2.-Haz click en el botón "Me Gusta".

3.- Haz click en el botón "Recibir Notificaciones" y listo, recibirás información todo el día en tu perfil, gratis.
Puedes invitar a otros amigos

 

About the Author