Published On: mié, Mar 28th, 2018

VA BETA SAN MIGUEL POR 173 PLAZAS EN SAN MIGUELITO

*** Las manchas urbanas acaban a los ingenios al dejarlos sin caña 

*** Es en todo el país la supresión de plazas, no solamente de San Miguelito.

Córdoba, Ver.- El Ingenio Azucarero San Miguelito, propiedad del Grupo Beta San Miguel (GBSM), pretende recortar 173 plazas laborales, de un total de 353 obreros con que cuenta, luego de haberse roto las negociaciones entre la sección 26 del Sindicato Azucarero y GBSM.

El Secretario General de la Sección 26, Miguel Francisco Javier Viveros, manifestó vía telefónica, que en negociaciones se había planteado a le empresa suprimir solamente 54 plazas donde no hay carga de trabajo, “no se puede demostrar a la empresa que tenemos trabajo, para ellos nada más sobramos, sinceramente. De las plazas que tienen carga de trabajo, ahí si menos aceptamos, podemos basarnos en el artículo 85 del contrato de trabajo.

Queremos que la gente entienda que somos un ingenio que hemos producido poco menos de molienda y eso viene acorde a que el señor Adrián Sánchez Vargas (Secretario General Nacional fallecido) en vida nos dio la recomendación de que viéramos el bienestar de la familia azucarera y del ingenio. Mi base me critica pero debe entender que tenemos menos caña ya, para sostener 353 plazas de planta permanente y planta temporal. Por ese problema nadie quería comprar el ingenio.

Cuando se formó la comisión de supresión de plazas, ahí se estipuló que las plazas que no tengan carga de trabajo ahí sí lo permitiríamos, son áreas de personal sindicalizado de mujeres, calderas y “Kímberly Clark”, áreas que desde hace años no funcionan, solamente es un tractor echando bagazo, cuando anteriormente usaban mano de obra, eran la compactadora y todo eso, pero ahora no se hace nada. Sus plazas están casi todas en la lista de la empresa, para suprimir, pero no acepté el recorte de toda el área de las muchachas.

Yo quería que las afectadas las contrataran en zafra, para meterlas luego en reparación, primero temporal y luego planta permanente. La empresa pidió una prórroga, por lo que se acepta, pero mientras no hemos aceptado ningún recorte, estoy en la mejor disposición de seguir peleando, pero el problema es que ya no tienen carga de trabajo en 54 plazas.

Pero el problema es general, es en todo el país la supresión de plazas, no solamente de San Miguelito.

El sábado tuvimos la asamblea, el veredicto fue dar la prórroga, me contacté a la Ciudad de México para informar, pero me pasan cita para el martes en la mañana en el Sindicato Nacional, pero en el trayecto del día se presenta Tomás Chagoyán, Jefe de Recursos Humanos de GBSM, pero me dicen que ya no vaya porque la empresa rompió el diálogo, ya no vamos a llegar a ningún acuerdo,

Ellos, los empresarios, se irán a la Junta Federal del Trabajo y demostrarán que no se trabaja ya allí, pondrán sus cheques y ahí terminará todo, pero ahora van por 176 plazas, no las que yo estaba negociando, sino van por todo. La empresa va a meter a la Junta las 176 plazas como lo marca el cuadernillo, de un total de 353 obreros. Pero reitero, seguiré peleando por la no supresión de plazas.

Los dos contrincantes que critican yo les pregunto qué harían ellos para defender las plazas y se quedan callados”.

EL PROBLEMA: LA MANCHA URBANA 

El crecimiento de las ciudades como Córdoba y Amatlán, en todas direcciones, ocupó para fraccionamientos e industrias, grandes extensiones de terreno que anteriormente eran sembradíos de caña. Por lo que actualmente los nuevos dueños GBSM, compran caña a lugares lejanos, como Tierra Blanca, Tres Valles y Puebla, porque en 4 años quiere producir cerca de los 100 millones de kilos de azúcar. El año pasado solamente logró producir 46 millones 610 mil kilos, aunque la distancia de los terrenos cañeros le producen a la empresa, millonarias pérdidas en traslado.

Este problema demográfico amenaza también a otras ciudades azucareras como Tierra Tezonapa, Omealca, Cuichapa, Paso del Macho, Atoyac, en el centro de Veracruz.

CAPÍTULO XX AJUSTE DE PERSONAL ARTÍCULO 85º. Cuando por la instalación terminada de nueva maquinaria o la implantación de  nuevos procedimientos de trabajo, que ameriten la supresión de la plaza, el patrón tenga necesidad de  disminuir su personal, podrá dar por terminado el contrato de trabajo con los obreros de que se trate,  pagando como indemnización a los trabajadores de planta permanente, el equivalente a cuatro meses de  salario, más el importe de veinte días por cada año de servicios prestados, entendiéndose por año para  estos trabajadores el de calendario o bien el tiempo de duración de los ciclos de zafra y reparación  laborados, así como la prima de antigüedad consistente en doce días de salario por cada año de servicios  prestados. Para los trabajadores de planta temporal la indemnización será equivalente a cuatro meses de  salario más el importe de diez días por cada ciclo completo de zafra y diez días por cada periodo completo  de reparación que hubieren prestado sus servicios a la Empresa, así como la Prima de Antigüedad  correspondiente a seis días de salario por cada ciclo de trabajo que hayan laborado. Para los efectos del procedimiento se estará a lo dispuesto por el artículo 439 de la Ley Federal del  Trabajo, constituyendo el presente artículo convenio expreso entre las partes, en el cual se establecerá la  fecha en que se dará por terminada la relación laboral con los trabajadores que salgan afectados con la  reducción pactada, de no existir acuerdo la Empresa actuará conforme a derecho. En las terminaciones de contrato de trabajo por las causas a que se refiere este artículo, los patrones  no deducirán del pago de las indemnizaciones correspondientes a los trabajadores, los días que hubieren  dejado de laborar por faltas justificadas, entendiéndose como tales las motivadas por riesgos de trabajo,  enfermedades comunes, comisiones sindicales o del Estado o permisos concedidos de acuerdo con lo  previsto en el artículo 41 de este ordenamiento. Para el cálculo de las indemnizaciones a que se refiere este artículo, para los trabajadores a destajo,  se estará a lo previsto en el inciso i) del artículo 25 de este Contrato. Para el cálculo de las indemnizaciones a que se refiere este artículo, en favor de los trabajadores,  se estará a lo previsto por el artículo 84 de la Ley Federal del Trabajo. Se conviene que para integrar el  salario en los términos del artículo 84 de la Ley Federal del Trabajo, cuando se trate de alguna  indemnización en los términos de este artículo, se tomarán en cuenta $0.02404 (DOS CENTAVOS  CUATROCIENTAS CUATRO MILÉSIMAS DE CENTAVO) diarios por concepto de atención médica  y medicinas, sin que en ningún caso este concepto implique aumento o duplicidad de prestaciones. La  cantidad contenida en este párrafo se incrementará en el mismo porcentaje en que se aumenten en forma  general los salarios de los trabajadores de la Industria. Los trabajadores indemnizados en los términos de este artículo, tendrán preferencia sobre los  eventuales para laborar en los ingenios o fábricas hasta por un término de 5 años a partir de la fecha en  que sean reajustados, siempre y cuando hayan seguido trabajando como eventuales sin abandonar el  centro de trabajo y por lo tanto, perteneciendo a la sección de que se trate, y que su indemnización no  haya sido anterior al 16 de noviembre de 1968. El beneficio a que se refiere el párrafo que antecede no operará cuando la Empresa y el Sindicato  hayan ofrecido reacomodar al obrero afectado en el ciclo o ciclos de que se trate y éste no acepte. Los trabajadores que salgan reajustados en los términos de este artículo y a quienes se aplique las  Cláusulas Décima del Convenio de fecha 16 de noviembre de 1995 y Séptima del Convenio de fecha 17  de noviembre de 2004 que dieron por revisado el Contrato Ley de la Industria Azucarera y su  complementario del 14 de diciembre del mismo año, conservarán su derecho a recibir la indemnización  de vivienda o la vivienda, de acuerdo a la modalidad con que se otorgue el derecho en cada Empresa, si  se encuentran incluidos en la lista de hasta 15,000 beneficiarios Las partes están de acuerdo en que en los convenios de reducción de plantilla se procurará en todo  momento que de los trabajadores afectados por dicha reducción, se considere en primer término al  personal a jubilarse que cubra con los requisitos, otorgándole la jubilación correspondiente, sin que  implique el pago de doble beneficio. Igualmente se procurará que en estos convenios salgan aquellos  trabajadores que cuenten con altos índices de ausentismo, que se les compruebe que se niegan a recibir  capacitación y el adiestramiento y en general, aquellos que por su comportamiento y actitud no tengan interés en su fuente de trabajo.

 

Hazte seguidor de Noticias LaNigua

1.-Entra en el siguiente link: https://www.facebook.com/pages/LaNigua

2.-Haz click en el botón "Me Gusta".

3.- Haz click en el botón "Recibir Notificaciones" y listo, recibirás información todo el día en tu perfil, gratis.
Puedes invitar a otros amigos

 

About the Author