Published On: Dom, Nov 26th, 2017

INAI PIDE A UBER INFORMACIÓN DE AFECTACIONES POR HACKEO

El organismo recordó que la empresa está obligada a notificar a las personas cuando ocurra una vulneración, de acuerdo con los artículos 19 y 20 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares.

Anabel Clemente/ El Financiero

Ante el presunto hackeo de la base de datos de Uber, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) solicitará a la empresa cuántos usuarios, choferes y empleados mexicanos fueron afectados, así como las medidas implementadas para evitar vulneraciones futuras y, en su caso, mitigar los daños de la ocurrida en 2016.

La petición se hará a Uber México Technology & Software, S.A. de C.V. (Uber México); sin embargo, el INAI también buscará un acercamiento con la Autoridad de Protección de Datos Personales de los Países Bajos (de donde es originaria la empresa), con el fin de allegarse de mayor información sobre las acciones que ha emprendido en el caso.

“A partir de la información que se obtenga de dichas comunicaciones y requerimientos oficiales, el Instituto determinará las acciones legales que correspondan, según el marco normativo que regula su actuación en la materia, a saber, la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares y su Reglamento”, señaló el INAI a través de un comunicado.

El Instituto recordó que los encargados del tratamiento de datos personales están obligados a implementar y mantener actualizadas las medidas de seguridad físicas, técnicas y administrativas necesarias para protegerlos de cualquier daño, pérdida, alteración, destrucción o el uso, acceso o tratamiento no autorizado; así como a notificar a las personas cuando ocurra una vulneración, de acuerdo con los artículos 19 y 20 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares.

El pasado 21 de noviembre, se dio a conocer que la empresa holandesa ocultó que su base de datos fue hackeada en octubre de 2016, con lo que nombres, direcciones de correo electrónico y números de teléfono de 50 millones de usuarios en todo el mundo fueron robados.