Published On: Dom, Oct 1st, 2017

DENUNCIA AYUNTAMIENTO DE FORTÍN POR FRAUDE A HUGO FERRER Y A SU CLIENTE

FORTÍN, VER.- Trascendió este fin de semana, que el Ayuntamiento de Fortín ha interpuesto una demanda en contra del arquitecto Hugo Ferrer Ledo, cuyas oficinas se encuentran ubicadas  en calle 1 número 314 de la ciudad de Córdoba, por el hecho de haber falseado su declaración en el juicio que lleva su cliente, Juan Leobardo Carmona Sánchez en contra del ayuntamiento por una deuda que supuestamente fue adquirida durante la administración de Cesar Torrecilla, en donde su yerno, el ex regidor primero Diego Mendoza, fungía como el encargado de supervisar las finanzas del municipio, ex regidor detenido en 2015 por desvío de recursos.

En la denuncia que se presenta, el arquitecto Ferrer Ledo, en su carácter de perito y ante el Juzgado Segundo de Primera instancia del Distrito Judicial de Córdoba, presento el 21 de septiembre de 2016 ante estas autoridades, una actualización del avaluó del terreno por la cantidad de un millón setecientos mil pesos, cuando a esta fecha ya había sido entregado a la comunidad de San José, una unidad deportiva valuada en cuatro millones y medio de pesos en la cual se construyó caseta de vigilancia, bodega, área de baños, cancha de usos múltiples, plazuela y cancha de futbol, todo con iluminación y cerca metálica.

No conforme con esto, el arquitecto se refirió a este como un baldío completo, con lo que a falta de profesionalismo y con intereses económicos de por medio, presento su “avaluó” incompleto para resolver este caso en prejuicio de los habitantes de la Col. San José, cayendo en los delitos de falsedad ante la autoridad y fraude procesal; delitos que no son nuevos para él, pues en el año 2012 fue denunciado por Sofia Rendon por un caso similar, abriéndose el caso 421 en el juzgado segundo de la ciudad de Córdoba.

Por su lado, el demandante y cómplice del arquitecto Hugo Ferrer, el comerciante Leobardo Carmona, ha tratado de sacar beneficio económico de las arcas municipales desde que su yerno y ex síndico procesado por la justicia, Diego Mendoza, estuviera al frente de supervisar los recursos de tesorería; fue en esta administración que supuestamente Cesar Torrecilla le contrajo una deuda de 350 mil pesos, queriendo cobrar no solo esta cantidad sino también intereses y los alto honorarios de arquitecto Ferrer.

Bajo la administración de Carlos Junco y fungiendo aun su yerno de regidor, y prestándose a oscuros interés, se le es reconocida la supuesta deuda, aun cuando estaban a meses de terminar esta administración, por lo que durante estos años y ante la falta de claridad en los hechos no surtido efecto el proceso que lleva en contra del municipio tomando el, otras acciones.

Una de tales acciones ha sido la de tratar de ingresar a su hijo al Cabildo del Ayuntamiento de Fortín por la vía de las elecciones como regidor primero, tal como consta en el expediente RAP/58 2017 del Tribunal Electoral de Veracruz promovido por el PAN, puesto que Leobardo Carmona (hijo) participo simultáneamente en los procesos de selección interna tanto del PRI como del el PAN.

Sin embargo, esta postulación fue desechada por los partidos y por la autoridad electoral, puesto que los magistrados consideraron que: “El actor (el PAN) argumenta que el ciudadano mencionado, no cumple cabalmente con los requisitos de procedencia exigibles por la ley toda vez que a su decir, participó en los procesos de selección interna del PAN y PRl, simultáneamente, contraviniendo lo establecido en el artículo 57, párrafo sexto del Código Electoral en relación con el 227 de la Ley General de instituciones y procedimientos electorales”, gracias a lo cual quedo demostrado el interés del jefe de la familia Carmona de saltarse la ley con tal de sacar provecho financiero ilegal.

Considerando el largo historial de hechos contrarios a la ley, los ciudadanos afectados y deportistas de usuarios de la Unidad Deportiva de la Col. San José así como el pueblo de Fortín en general, exigen a las autoridades se haga todas las indagaciones posibles tanto al demandado Leobardo Carmona como a su cómplice, el arquitecto Hugo Ferrer Ledo, para que en el futuro no vuelvan a atentar en contra del patrimonio ciudadano.