Published On: Jue, Sep 21st, 2017

LOS SISMOS: SI EL SUR FUERA EL NORTE

INFORME ROJO

Los sismos: si el sur fuera el norte

* Para el sismo de Juchitán, los memes  * Para el sismo del DF, el respeto  * Hasta ahí hay desigualdad  * Urzúa en otra empresa de Abreu  * ¿Será proveedora del gobierno?  * CAEV: el negocio de la renta de maquinaria  * Pluviales: juez federal atropella la ley  * Clama el jet-set porque el H sea liberado

MUSSIO CARDENAS ARELLANO

Publicada en mussiocardenas.com

21 de septiembre de 2017

Un sismo, el de Juchitán y el sur, motivó burlas y memes que agravian, hurgando en la herida del que ha sido tocado por la muerte. Otro sismo, el de la Ciudad de México, también duele y ahí sí hay que compartir la tragedia.

Duermen en las calles los del istmo, a los que golpeó el terremoto del 7 de septiembre, la noche en que se cimbraron los pisos y los techos, cuarteando paredes y desplomando centenares de viviendas hasta dejar sin nada a sus moradores.

Tres minutos y todo acabó. Llegó la tragedia con su 8.2 en la escala de Richter y la certeza de haber perdido todo. Se esfumaron los sueños, y los planes, y la esperanza, diluido el futuro en un instante cuando el patrimonio personal, la herencia o aquello por lo que tanto se luchó, terminó a ras de tierra.

Son imágenes que desgarran: el hombre que es visto a través del boquete de lo que fue la pared de su hogar; la anciana que mira con tristeza lo poco que quedó en pie; el joven que mueve piedras y más piedras tratando de hallar algo entre los escombros.

Aquel 7 de septiembre, casi a la medianoche, se sacudió el sur. Pijijiapan, en Chiapas, fue el epicentro, y golpeó a Tonalá y Cintalapa. Provocó muerte y desolación. Alcanzó a Tabasco con su cuota de daños, clínicas ladeadas, paredes con fisuras y las imágenes de plafones que se mueven y se azotan, el personal médico, doctoras y enfermeras que rezan y lloran, que lloran y gritan, que gritan y llaman a recobrar la calma. “Ya pasó, ya pasó”, se dicen unas otras en un video cuando todas saben que el efecto del sismo no pasa aún. Y siguen llorando.

Al caos y el dolor le dedican los medios, desde aquella noche del 7 de septiembre, el tiempo que amerita un siniestro de tal dimensión. No más.

Hay tiempo para Juchitán, y para todo aquel sitio donde se registran daños, mientras sea en el horario convencional de los espacios noticiosos. Para ellos, para las víctimas, la crónica de Loret de Mola, las notas de Denise, los reportajes de Alatorre y el equipo de TV Azteca. A ellos, tiempo y más tiempo de noticias en Milenio, Excélsior, Imagen.

Pero todo en el horario de los notis.

Le dan planas El Universal, Excélsior, La Jornada, Milenio impreso, la portada de Proceso, que son generosos al describir la tragedia e invocar que hablen los deudos, los desposeídos que hoy están peor que siempre.

Y luego lo repudiable.

Irrumpen en escena los descastados que se gozan en el luto de los que han perdido todo. Son los imbéciles que producen memes y otros imbéciles que los comparten y hacen mofa del luto y la tristeza.

A la tragedia se le trata mal y se le trivializa en las redes sociales. Sirve el dolor para la burla y el escarnio, para reír cuando los deudos aún llevan a sus muertos en hombros y los entregan a la tierra en que habrán de morar por siempre.

Son los memes una expresión de infames cuando el tema es el dolor ajeno, cuando lo inexplicable se torna en realidad, cuando tres minutos de ajetreo, de pisos que crujen y techos que caen, diezman familias y provocan una herida tan profunda que no habrá de cerrar jamás.

A Juchitán no le dedican horas y horas de transmisión. Juchitán no tiene a la niña Frida Sofía —supuestamente ese es su nombre— bajo los escombros pero aún viva. Juchitán no es la capital del imperio. Juchitán es sólo un pueblo de Oaxaca. Juchitán es tierra de rebeldes que desafían al poder.

Si el sur fuera el norte.

19 de septiembre. Este día es único. Un sismo, hace 32 años, impactó a la Ciudad de México y lo marcó para siempre. Se le categorizó con 8.1 grados en la escala de Richter. Aquel sismo es recordado con la bandera a media asta en el Zócalo de la capital, con una guardia encabezaba por el presidente Enrique Peña Nieto, por la seriedad que se refleja en los rostros, en las alertas sísmicas y el toque de silencio que sintetiza el duelo. Y tras los simulacros viene el nuevo temblor.

Otra vez es la capital del imperio. Y otra vez un sismo la golpea, ahora con 7.2 grados Richter. Sólo en la delegación Benito Juárez hay entre 42 y 45 edificios derrumbados, riesgo de que 32 más se desplomen, 21 con daños en su estructura, según el reporte del delegado Christian von Roerich, titular de la delegación a Proceso.

Una franja del DF sufre el mayor impacto. Va de la Condesa a Xochimilco. Toca la Roma, la Doctores, la Del Valle y la Narvarte Poniente y Oriente —mis rumbos— Portales, Santa Cruz Atoyac, Plaza Universidad, Mixcoac, Miravalle, la Plaza de Toros México, el Estadio Azul, Parque Hundido, Ermita, Nativitas con su legendaria iglesia que fundó Hernán Cortés, Coyoacán y sus Viveros, Taxqueña, Coapa.

Dice Von Roerich Proceso:

“95% de las estructuras que se vinieron abajo eran edificios viejos, construidos desde antes de 1985”.

Van fluyendo las cifras y eso se pone peor. A la medianoche del miércoles 20 —reporte de Sky Alert— iban 225 muertos, 94 en el DF, 71 en Morelos, 43 en Puebla, uno en el Estado de México, cuatro en Guerrero y uno en Oaxaca.

Televisa dedica horas a la tragedia, al rescate de víctimas, la difusión de listas de heridos y fallecidos, a los albergues instalados por el gobierno de la Ciudad de México, a la ayuda que controla y opera el Ejército Mexicano para evitar que actos de rapiña o lucro político o personal.

Televisa hace del caso Frida Sofía un punto de encuentro mediático. Cada paso, cada voz, cada decisión pasa por las fibras ópticas de la televisora de los Azcárraga.

Y no está mal. La pequeña, llámese como se llame, yace atrapada entre los escombros del Colegio Rébsamen. Y con ella, presuntamente otros cinco menores que aún estarían con vida.

Y Televisa centra todo ahí como no lo hizo con Juchitán.

Si el sur fuera el norte.

El show sigue. Con poco que informar, la reportera describe cómo el puño en alto es señal que todos deben callar. Sea para escuchar la voz de las víctimas, para darles instrucciones, para comunicarse los topos que se escurren entre los escombros con los que se hallan afuera de la estructura desplomada, la reportera debe guardar silencio.

Y se callan también los del estudio de televisión, a miles de metros de distancia, lo que se asemeja a un sketch.

En la pantalla de televisor se observa un reloj que da cuenta de las horas y minutos que dura el rescate de Frida Sofía. Que si apuntalan la estructura con colines, que si se desplaza la estructura y amenaza con colapsar, que si la maestra ya murió, que si la niña ya está liberada, que si fue falsa alarma y todo sigue igual. Qué insensatez.

De este sismo no hay que hacer memes, reclaman en las redes. Y está bien. A esta y cualquier otra tragedia se les debe respeto. Sí, el respeto que no se guardó por los muertos de Juchitán.

Merecen respeto todos, los del sur y los del norte, o los del centro; los de Juchitán y Unión Hidalgo, los de Ixtaltepec. También los de Chiapas y Tabasco. Los de Puebla, Morelos y el Estado de México. Y los de la ciudad de México.

Merecen respeto todos, los que se quedaron al aire, sin hogar, los que sólo ven sus paredes cuarteadas, inhabitables las que fueron sus viviendas.

Merecen horas y horas de transmisión todos, los de Juchitán y los del DF, todos porque la vida vale lo mismo en la provincia que en la capital.

Ojalá que algún día el sur fuera como el norte.

O que al norte lo trataran como al sur.

Archivo muerto

Otra de Jorge Urzúa. También es comisario de una segunda sociedad mercantil, la Abreu-Moreno. Parlotea el subdirector Comercial de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento —CAEV Coatzacoalcos— que ni idea tiene de las S.A. de su jefe Rafael Abreu, como aquí se reveló en la entrega de ayer, y así trata de convencer que la liga indisoluble no existe. Pues en esta y en la de Foro Coatza Comunicaciones es comisario. ¿Qué dirá Fabiola Dávila, dueña de portal foro Coatza? Van los datos de Abreu-Moreno: escritura 54,202, bajo la fe del notario Pablo Salas Liaño, de fecha 8 de agosto de 2017, con un objeto social específico y visionario: compra, venta, importación, exportación, distribución de productos de nanotecnología, productos relacionados con la salud, equipos y productos para la esterilización y protección de la salud (¿acaso proveedores del sector salud en el gobierno yunista?); compra, venta, diseño, mantenimiento, instalación de todo tipo de materiales para toda clase de construcciones, obras civiles, edificaciones, estructuras de concreto, remodelaciones, construcciones eléctricas, urbanización, terracerías, alcantarillado, puentes, acotamientos, PVC, pavimentaciones hidráulicas y asfálticas, etecé, etecé y etecé. En otra parte de la escritura se cita un rubro que a Jorge Urzúa le viene bien: renta de equipos y maquinaria industrial. Ahí se pinta solo el aún subdirector Comercial de la CAEV Coatza. Es la renta de maquinaria un filón de oro. Renta de Vactors, renta de autos, renta de retroexcavadoras, y gran parte de lo que CAEV adquiere se compra en Monterrey, Nuevo León, la patria real de Jorge Urzúa. Mister ten percent es el rey como en su momento lo fue Tony Macías, el suegro incómodo, conocido en CAEV como Tony Mesías o el Comandante Zeus. Que no lo sepa Morena porque capaz que activa el caso Yúnete… Juez a modo, Juan José Contreras Madero, heredero de las glorias de Pedro Antonio Rodríguez en el Juzgado 14 de Distrito, que ampara al ayuntamiento de Coatzacoalcos y le facilita el pago a la empresa Pluvial del Golfo —Pluviales— no en dinero sino con un terreno municipal. Deja sin efecto la multa aplicada al ayuntamiento joaquinista por desacato y consiente que el pago de la construcción de la última etapa del malecón costero, donde hubo rescisión unilateral de contrato sin notificación en los tiempos en que desgobernaba Coatzacoalcos Marco César Theurel Cotero —“Te rompo tu puta madre”—, se haga en especie. ¿De dónde se habrá chutado semejante chicana legal el flamante juez federal, si en el contrato de obra no se incluye el pago en especie? Contreras Madero justifica su desfase legal aduciendo que con el sólo hecho de que el alcalde Caballero y su pandilla de regidores hayan ofrecido pagar con terrenos municipales acreditan su disposición a liquidar el adeudo. O sea, cualquier proveedor, prestador de servicios o constructor se encuentra en riesgo de que no les paguen con dinero sino en especie. Obvio, el conflicto legal se traslada a un tribunal de alzada, con su consabida queja contra el juez Contreras, y así le hereda Joaquín Caballero otra bomba de tiempo —aparte de la de los pozos de agua con sobreprecio y sin funcionar— a su sucesor, el alcalde de Morena, Víctor Manuel Carranza Rosaldo, el edil de las tres mujeres… Le sobran fans al H y lo quieren ver libre. Aclaman al Comandante H, alias Hernán Martínez Zavaleta, los miembros del jet-set que bebían con él, empresarios duchos en el lavado, la casta política que llegó a tener enlaces de prensa que acudían a las encerronas del crimen organizado. Deslizan que el H ya está libre y que pronto se le verá en el Golden Bull, el gym que funciona en el edificio Chagra. En la SEIDO responden que no hay tal…

mussioc2@gmail.com

mussiocardenas_arellano@hotmail.com

www.mussiocardenas.com

https://mussiocardenas.com/informe-rojo/114857/lossismos-si-el-sur-fuera-elnorte

 

Hazte seguidor de Noticias LaNigua

1.-Entra en el siguiente link: https://www.facebook.com/pages/La-Nigua/253607161387469

2.-Haz click en el botón "Me Gusta".

3.- Haz click en el botón "Recibir Notificaciones" y listo, recibirás información todo el día en tu perfil, gratis.
Puedes invitar a otros amigos

 

About the Author