Published On: Mar, Sep 19th, 2017

ES QUE EXISTE UN CONVENIO.

REFLEXIÓN MATUTINA DE UN VIEJO LOBO DE MAR

Tetraheroica Veracruz el 19  de septiembre  de 2017.

    Aunque parezca increíble pues apenas había insertado la observación sobre el letrero que anuncia la “remodelación” del Baluarte de Santiago en el centro de Veracruz solicitando QUE ALGUIEN ME EXPLIQUE el ¿Por qué?, de la intervención de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) a cuyo frente se encuentra el corrupto Gerardo Ruiz Esparza, cuando uno de mis ocho lectores, contesto a mi pregunta de la siguiente manera:

ES  QUE  EXISTE  UN  CONVENIO.

POR: Edwin Corona y Cepeda.

      Y en efecto, tras de firmar la petición en la que me pedía el apoyo  para solicitar la rehabilitación del Fuerte de  san Carlos en Perote, mismo que desde que iba a bucear en la cercana Laguna de Alchichica tuve la oportunidad de conocer y me pareció absurdo que esta joya de la arquitectura militar de la Colonia y posterior sede del Colegio Militar estuviese considerada  como un vil  reclusorio de delincuentes.

         Pero eso, señalaría otro amigo, es harina de otro costal y de ello me ocupare próximamente, ya que lo importante es este caso fue la valiosa información recibida en el sentido de que, desde hace varios años, existe un convenio suscrito entre el Gobierno Federal representado por la SCT, quién además delega su ejecución a la Administración Portuaria  Integral de Veracruz (APIVER) con el Gobierno del Estado y el Municipio de Veracruz.

          Y como en la inquietud de mi  pregunta señalaba el texto de allí inserto que dicha obra contempla la intervención arquitectónica del Monumento Histórico Denominado BALUARTE DE SANTIAGO con una inversión de  $ 7, 461, 361.53, mientras que todo el rededor del Baluarte de Santiago, está cubiertos con mamparas de madera de triplay que impiden al ciudadano el ver en que consiste tan cara “remodelación”

          Y así, mi informante y lector me señaló, que gracias a dicho convenio, la APIVER ha realizado diversas obras, algunas de las cuales han sido verdaderamente ridículas como el caso de la plancha de concreto con la que se cubrió la extinta Playa Regatas, despojando así, no solo a los vecinos de La Huaca, sino a todos los veracruzanos y visitantes de la más céntrica playa de esta ciudad.

          No contentos con este despojo que originó la quema de la efigie del entonces Presidente Municipal José Ratón Gutiérrez de Velasco por parte de los vecinos de La Huaca, la APIVER, ante un desborde marino que rebaso a dicha plancha, arrojó toneladas de piedras como si esto fuese un paliativo ante las fuerzas de la Naturaleza.

        No contentos con ello, APIVER realizó otra inversión, totalmente inútil y conflictiva en la Avenida Rafael Cuervo, que en nada ha solucionado la caótica circulación que en horas pico allí se da.

         Pero, como yo suponía que el Baluarte de Santiago, al igual que el Castillo de San Juan de Ulúa estaban a cargo de la Delegación del INAH en Veracruz, me atreví a señalar que el pasado 10 de abril del año en curso custodios y empleados del Baluarte de Santiago denunciaron que a pesar de su reiterada insistencia para que sean devueltas CUATRO piezas (seguramente lingotes de oro) de la colección permanente de “Las Joyas del Pescador” que se exhiben en ese lugar, en el año 2015 el Delegado del INAH en Veracruz Lic. Esteban Rodríguez Flores, las tomo en su poder y hasta la fecha no han sido devueltas para su exhibición, por lo que se encontraban temerosos de que se pueda ejercer alguna acción legal en su contra, como ocurrió con Raúl Hurtado, cuando se dio la noticia de que este había encontrado el supuesto Tesoro de Moctezuma en la Playa Norte.

        Esta intervención también explica el modernismo fuera de contexto en la museografía del museo del Castillo de san Juan de Ulúa y el laberintico camino para llegar a él.

       Y ya que  he  mencionado a la Playa Norte, la APIVER, como lo hizo con la Playa Regatas, también ha despojado a los veracruzanos de  una de las más hermosas playas con la que contaba Veracruz, para dar paso a unas instalaciones portuarias que solo beneficiarán a empresarios trasnacionales en detrimento de las humildes familias que allí habitaban y cuyo sustento se basaba en la escasa pesca de la región y que ahora se han visto obligados a trabajar como peones de albañiles en la construcción de las instalaciones portuarias  y los almacenes necesarios con el pago de un miserable salario mínimo y bajo contratos laborales eventuales mediante el sistema de “out sourcing”

      Y mi informante señalaba que dicha ampliación portuaria ha ocasionado la destrucción de gran parte del Sistema Arrecifal Veracruzano, en esa área, mismo que protegido por un Decreto Presidencial firmado por Carlos Salinas de Gortari  y pese a la enconada defensa encabezada brillantemente por el Dr, Franklin Rendón, los M en C, Leonardo Ortiz y Horacio Pérez España, la Dra. Estrada de Pola, Luis Martínez Wolf y pescadores de Boca del Rio y Veracruz, la APIVER, con la complicidad del Ayuntamiento en turno llevó a cabo en el local del Casino Naval, un supuesto plebiscito en el que los votantes fueron jóvenes prietitos y con pelo al casquete corto quienes aprobaron seguramente  D.O.S. dicho proyecto. Y eso nadie me lo cuenta, pues yo fui testigo de ello.

       Esto conlleva también mi inconformidad por la entrega por parte del Gobierno del Estado  y de la Presidencia Municipal de Veracruz de otorgar diversos inmuebles, propiedad del Patrimonio Histórico de Veracruz  como el edificio de Faros, la antigua Dirección de Tránsito,  la Escuela de Artesy Oficios, la parte posterior del edificio de Las Atarazanas, el jardín municipal ubicado en Landero y Coss y la Antigua Aduana, por mencionar algunos, los cuales fueron para el pago de gasolina y balas de las fuerzas armadas que “protegen” a Veracruz.

         Conveniente es recordar que pueblos que desconocen su historia son tendientes a repetir sus errores y tal vez por ello es que también han desaparecido placas alusivas a determinados eventos como la inauguración del puerto artificial celebrada por Porfirio Díaz, así como el último vestigio de la muralla que rodeaba a Veracruz y que fue tapada absurdamente para “asegurar” su conservación por orden de uno de los estúpidos  “directores” del Museo Histórico Naval.

        Y nuevamente, ante esta notable información, reitero mi pregunta: ¿para que  carambas sirven entonces, la Delegación Estatal del INAH, la Dirección General del Centro Histórico de Veracruz, la Regiduría de Historia y Cultura y tantas otras instituciones de “epidémicos” destinados a cuidar el patrimonio histórico y cultural  de Veracruz?. Pa´puras vergüenzas, es la respuesta.

COMENTARIOS.

Albita, Oliverio y Carlo.- Recuerdos y nostalgia me ha  provocado tu Reflexión  “CARLO  DURAND”. Que bueno que me la has hecho llegar. El bucear contigo y los compañeros del Club Asturiano los tengo siempre en mi “cartera mental” y del corazón como uno de los mejores momentos que he vivido   y la saco para platicar las grandes aventuras  en todas las reuniones de mis familiares y amigos. Bravo..- Dinko Gabelich

Carlo Gastón Durand.- Qué ameno relato acerca de la vida de  Carlo Durand. Mi papá (Roger Mas)  fue muy amigo de Jean Claude y yo aprendí a bucear ahí en Playa Las Gatas durante un viaje maravilloso a Zihuatanejo  en el que varias familias nos quedamos a “acampar” en la choza que construyó  Carlo y que heredó a Jean Claude. Ahora que ya no está Jean Claude, mi esposo y yo somos muy amigos de Thierry, el nieto de Carlo y cada año vamos a trabajar a su tienda de buceo en fin de año. Gracias por compartir este relato que le enviaremos  Thierry quien seguramente  lo recibirá con mucho cariño. Valeria Mas.

PICADAS  JAROCHAS.

MALENTENDIDO.

       La señorita Sin Pitier, solterona empedernida, se enteró que una amiga suya se había embarazado solo con un Ave María recitada en una iglesia cercana al Parque Zamora de Veracruz, así que decide ir a esa iglesia con el deseo de que se le haga el milagro como a su amiga.

      Llega a la iglesia y saluda al cura allí presente quien le pregunta ¿en que puedo ayudarte, hija mía?

     Fíjese padre que me enteré que una amiga estuvo aquí y quedó embarazada con un Ave María,

    No hija, entendiste mal, Fue con un Padre Nuestro … pero ya lo corrimos.

¡QUE TENGAN UN BUEN DÍA!