Published On: Jue, Sep 14th, 2017

CRITICAN EN OAXACA QUE LA AYUDA NO SE ENTREGUE EN LAS ZONAS MÁS AFECTADAS

A iniciativa de Francisco Toledo se instalan 20 cocinas comunitarias en Juchitán

Llegan a Ixtepec 2 mil 500 integrantes de la Sedena y 700 de la Semar; esperan otros mil militares

César Arellano García
Enviado
Periódico La Jornada
Jueves 14 de septiembre de 2017, p. 12

Ixtepec, Oax.- Personas de todos los niveles sociales y profesiones dan cobijo y esperanza a las comunidades de Oaxaca más afectadas por el sismo de 8.2 grados que sacudió a la entidad el pasado jueves. Regalan alimentos, bebidas y medicinas a la gente que perdió todo. Otros ofrecen ropa, zapatos y cobijas. Incluso algunos dentistas y doctores ofrecen consultas gratuitas.

Igualmente, grupos de damnificados lamentan que la ayuda de las autoridades no se reparta en las comunidades que más la necesitan.

En Juchitán, a iniciativa del pintor Francisco Toledo, jóvenes instalaron en la calle unas 20 cocinas comunitarias, pero la mayoría de la comida la entregan casa por casa.

Desde temprano preparan alimentos en una parrilla improvisada: utilizan un rin metálico acostado lleno de leña.

Por separado, Virginia López Canseco, profesora jubilada, recorre las calles de Ixtaltepec cargando una charola con alimentos, tortillas y agua. Los distribuye entre habitantes que duermen en la calle.

“Traemos un pedacito de corazón. Repartimos 150 platos con arroz, frijoles y agua de sabor. Ayer dimos 300 tamales de chipil con atole y bolillo. Me ayudan muchas mujeres que no tienen un sueldo base para poder sufragar los gastos, pero hacemos un esfuerzo, porque los damnificados no han recibido víveres.

Hay muchas casas derrumbadas y no vemos el apoyo de las autoridades. En momentos de tragedias siempre hay partidos que se aprovechan para prometer despensas a cambio del voto. agregó.

Este miércoles llegaron a Ixtepec, Oaxaca, 2 mil 500 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y 700 de la Secretaría de Marina (Semar) para repartir víveres a los damnificados. En las próximas horas llegarán otros mil militares.

También se informó que 280 toneladas de ayuda nacional y extranjera se distribuirá en la zona del Istmo.

El comandante de la Octava Región Militar, Alfonso Duarte Múgica, dijo que hasta el momento se han distribuido 140 mil despensas y que se incrementó la entrega de agua potable, despensas, colchonetas y cobertores, así como casas de campaña en las comunidades más alejadas, como Santa María del Mar. Casi 40 cocinas comunitarias ya fueron instaladas en diferentes puntos , añadió.

En el municipio Magdalena Tlacotepec un maestro de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) sostuvo que la zona no sufrió daños considerable, por lo que la ayuda no es tan necesaria.

Hay proselitismo, porque al entregar la ayuda algunas personas del gobierno anotan los nombres de los beneficiarios y son quienes dicen a los militares quién sí y quién no puede recibir las despensas, aseguró el maestro.

Los víveres realmente se necesitan en Ixtaltepec, Juchitán, Ixhuatán, Ixtepec, Comitancillo, Espinal, así como municipios de la sierra que están alejados e incomunicados.

Elisa Sánchez López, de 64 años, pidió una despensa pero se la negaron porque no se anotó previamente, a pesar de que su casa quedó destrozada. No obstante, militares le entregaron la ayuda, ya que la despensa se entrega sin distinción.

El Instituto Politécnico Nacional también envió ayuda a la zona afectada. Ayer viajaron desde Zacatenco dos camiones y una camioneta con productos recolectados por la comunidad del Poli. Las más de 25 toneladas de víveres las recibieron miembros de la Sedena y Marina.