Published On: Mar, Sep 12th, 2017

REFUERZA SEDENA OPERATIVO DE AYUDA EN OAXACA

César Arellano García, enviado | La Jornada

400 elementos del Ejército Mexicano llegaron al Istmo de Tehuantepec para apoyar a los damnificados. Foto Alfredo Domínguez

Ixtepec, Oax.- A cinco días de ocurrir uno de los mayores sismos en la historia de México, pobladores de Oaxaca, entidad de las más afectadas junto con Chiapas, siguen solicitando ayuda humanitaria.

A partir de la catástrofe y sus réplicas, integrantes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) continúan repartiendo víveres y cobijas, sin embargo aún falta por entregar el acopio en pequeños pueblos aledaños donde, de acuerdo con gente que tiene familiares en esos lugares, el suministro es escaso o siguen esperando la ayuda.

Durante la noche del lunes y madrugada de martes. 400 elementos de las Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), arribaron a la Base Aérea Militar Número 2 de Ixtepec, Oaxaca, para sumarse a los más de mil 500 que ya se encontraban, para reforzar la aplicación del Plan DN-III-E en la entidad por el sismo del jueves pasado.

Los militares realizan sus labores  en coordinación con la Marina, policías federal, estatal y municipal.

El general de división diplomado de Estado Mayor Alfonso Duarte Mújica, comandante de la Octava Región Militar, señaló que reforzarán la seguridad en las poblaciones para evitar asaltos, actos de rapiña y muertes que en casos de desastres son comunes, así como prevenir las falsas alertas que generan pánico en la sociedad.

Víveres y artículos de primera necesidad llegaron la madrugada de este martes al Istmo de Tehuantepec, una de las regiones más afectadas por el sismo de 7 de septiembre. Foto Alfredo Domínguez

“Ahorita tenemos mil 900 elementos quienes entregarán la ayuda a 29 de las 49 comunidades en 45 vehículos. En total son 123 los que reparten los víveres en todo el estado. Están por llegar otros 22 para continuar con el abastecimiento a los 15 albergues. Estamos repartiendo alrededor de 20 mil despensas y 150 mil litros de agua.”

En un segundo viaje, expresó, trasladarán colchonetas y cobertores en los albergues. “Conforme ampliemos la cobertura vamos a proporcionar apoyo al resto de las demás comunidades. No hay lugares de difícil acceso sino algunas alejadas, que se encuentran allá por la costa, que también fueron afectadas, pero las autoridades federales y locales están asistiendo a todos los municipios.

“También llevamos reuniones con el gobierno y secretarios del estado (…) para intercambiar información y materializar acciones del día siguiente. Después del censo que está llevando a cabo la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) se realizarán las demoliciones; para esto hay dos opciones: que los habitantes se desplacen con familiares o recurran a uno de los albergues”.

Luego del pase de lista a las siete de la mañana, los elementos comenzaron a cargar los camiones con despensas y se trasladaron en agrupamientos, entre otras zonas, a Juchitán, Salina Cruz y Santa María Xadani para apoya a la población que resultó más afectada.

La Sedena dispuso de tres aviones, entre ellas el Boeing 737, para establecer el puente aéreo desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), a fin de abastecer con víveres a las poblaciones incomunicadas, principalmente de la Sierra Sur de Oaxaca y del Itsmo de Tehuantepec, debido a las afectaciones en carreteras.

En el Hangar Escuadrón Aéreo 402 de la Base Aérea Militar de Ixtepec se almacenaron las toneladas de acopio, como alimentos enlatados, agua embotellada, productos de aseo personal y medicamentos.

Varias comunidades de Oaxaca continúan incomunicadas, sin luz eléctrica. Además, algunos edificios escolares resultaron afectados, parte de la infraestructura está dañada, las calles lucen con grietas y se observan casas con cuarteaduras.