Published On: Jue, Sep 7th, 2017

SAINT MARTÍN, IRMA Y EL CAÑON.

REFLEXIÓN MATUTINA DE UN VIEJO LOBO DE MAR

Tetraheroica Veracruz el 7  de septiembre  de 2017

        Durante una de las reuniones del Comité Técnico de la Confederación Mundial de las Actividades Subacuáticas efectuada a fines de 1987  en París, trabe conocimiento con el Capitán Ron Palmer, quién estaba al mando de la Motonave  Caribbean Explorer, con base en Bobby Marina en Phillisburg, capital de Sint Maarten, parte holandesa de la antigua  isla  española San Martín, cuya otra porción recibe el nombre francés de Saint Martin, incluidas en una superficie aproximada de 93 kms2, comprendida en las coordenadas 18°01′55″N y 63°04′04 W dentro del territorio de las Antillas Menores.

SAINT MARTÍN, IRMA Y EL CAÑON.

POR: Edwin Corona y Cepeda

Instructor Internacional de Buceo.

     Esta porción del Mar Caribe comprende, entre otras la superficie insular de Saba, una pequeña isla de 13 km² con estatus de territorio de ultramar o de municipio especial integral de Holanda localizada en la latitud 17° 38’ norte y longitud 63° 13’ oeste, cuya capital es The Bottom.

     Forman parte también de esta caribeña región las islas de  Saint Kitts (San Cristóbal) y Nevis (Nieves)  quienes recibieron sus nombres castellanos de parte de Cristóbal Colón  durante su segundo viaje a las que denominó como las  Islas de Barlovento, llamando a la primera como Cristóbal tal vez en honor al legendario santo del que derivaba su nombre y Nieves a la segunda por la aparente nieve formada en realidad por las nubes que rodean al Monte Liamuiga de 1,156 metros  de altura sobre el nivel de mar en alusión a un milagro de la Virgen María en la advocación de Nuestra Señora de las Nieves ocurrido en el Monte Esquilino en Roma durante el Siglo IV de nuestra era.

      Ambas ínsulas conforman el país más pequeño del Continente Americano, tanto en superficie como en población ya que poseen una superficie de 261 kms.2   y el cálculo estadístico de sus habitantes al momento actual  no debe ser mayor de 70,000 habitantes, siendo la ciudad más poblada Baseterre, localizada en San Kitts.

     Y esto fue lo que precisamente me llevó a organizar una expedición en 1988 a las Antillas Menores,  ya que durante las reuniones del Comité Técnico de la CMAS, el Capitán Palmer me mostró un viejo mapa en el que, cercano a Baseterre se mostraba la  instalación de una batería de costa, en un punto denominado como Brimstone Hill la instalación de una fortificación y un poco más al norte de la fortificación aparecía otro sitio denominado Sandy Point Town donde  una especie de caleta bien podía ser aprovechada como puerto natural.

      Preguntando  a Ron Palmer sobre la geografía local me indicó que ambas islas se encuentran separadas por el Estrecho de Narrows cuya longitud es de aproximadamente 3 kilómetros. La mayoría de la población son descendientes de esclavos africanos que practican la religión cristiana y se habla  el inglés, el francés, el español, el holandés y el papiamento.

    Ocupada originalmente por los españoles, Saint Kitts en 1613  fue dominada por ingleses y franceses y un siglo después, a partir de 1713 pasó a ser parte de Gran Bretaña.. En 1967 fue un estado libre asociado a la Commonwealth, alcanzando su independencia  el 19 de septiembre de 1983.

     Todo lo descrito anteriormente despertó mi curiosidad, así que, contando con la motonave de Palmer, el abastecimiento de aire y 60 tanques de buceo con los que contaba el Caribeann Explorer, me di a la tarea de organizar una expedición a tan especiales lugares, teniendo como base la Isla de Saint Marteen.

     Esta isla, hoy prácticamente devastada por el huracán Irma  que arrancó los techos  de múltiples viviendas, los privó del suministro eléctrico, inundó todas las calles incluyendo a la Estación de Bomberos y a la sede de la municipalidad y seguramente afectó también a los lujosos casinos de la zona francesa, sus elegantes comercios de ropa y perfumería y sus magníficos restaurantes  que convirtieron a Saint Martín en uno de los más importantes destinos turísticos del área de las Antillas.

     Ignoro que habrá sucedido en St. Kitts con el paso del Irma, pero para terminar ese pergeño, les comento que una vez cruzado el  Estrecho de Narrows, Ron Palmer, siguiendo mis indicaciones se colocó a regañadientes frente al punto marcado en el viejo mapa como Sandy Point, solo que un poco alejado de la costa pues yo tenía como referencias personales la triangulación del Caribbeann Explorer  con el fuerte sobre Brimstome Hill y la mitad de la caleta de Sandy Point.

    Anclada la embarcación coloqué mi tanque de buceo en la espalda y acompañado de Alfonso Arnold caímos al agua descendiendo a la profundidad por el cable del ancla. No tardamos mucho en llegar al fondo pues apenas teníamos una profundidad de – 6 metros, con lo que calculé que el aire contenido en el tanque de buceo bien podía durarnos para una inmersión de cerca de hora y media. Así que empezamos a efectuar, muy lentamente, un recorrido circular tomando como base el ancla del barco, ampliándolo frecuentemente. No habían transcurrido más de 20 minutos cuando observé que Alfonso se detenía y con la ayuda de su arpón submarino picaba a algo en el interior de una cueva de la que salió disparada una colosal serpiente de las llamadas morenas.

     Pensando que algo grave sucedía pues Alfonso esta tendido en el piso boca abajo y sin moverse,  me acerqué rápidamente haciendo la señal submarina de ¿te encuentras O,K.?. Y Alfonso, sin responder con la misma señal se conformó con estirar el brazo y señalar con el dedo índice la oquedad de donde había salido la morena y que era, ni más ni menos que la boca de un cañón recubierto con el coral acumulado por cientos de años.

   De inmediato saqué el cable y la boya inflable que señalaría en la superficie la ubicación del cañón y tras esta acción nos trasladamos al Caribbean Explorer donde Ron y su tripulación no daban crédito a sus ojos. Y cuando retornaron de una buceada que realizaron para comprobar el hallazgo, Ron Palmer me platicó que había buceado ese lugar cuando menos un centenar de ocasiones, pues era el lugar favorito, por su poca profundidad y nula corriente, para llevar a los buzos novatos que apenas se iniciaban en la inmersión y que jamás se imaginó que en ese lugar existiera el naufragio de un antiguo barco artillado, seguramente sepultado en la profundidad por un huracán.

      Y como grato recuerdo de esta experiencia conservo la copia del viejo mapa de St. Kitts, firmada el 10 de octubre de 1988 por Ron Palmer y su tripulación del Caribbean Explorer dando fe de este hallazgo.

PICADAS JAROCHAS.

ADIVINANZA.

A ver, Javier, ¿sabes cuál es la diferencia entre Peña Nieto y el Titánic?

No.

Pues que en la tragedia del Titánic algunos se salvaron,

¡QUE TENGAN UN BUEN DÍA!

 

Hazte seguidor de Noticias LaNigua

1.-Entra en el siguiente link: https://www.facebook.com/pages/La-Nigua/253607161387469

2.-Haz click en el botón "Me Gusta".

3.- Haz click en el botón "Recibir Notificaciones" y listo, recibirás información todo el día en tu perfil, gratis.
Puedes invitar a otros amigos

 

About the Author