Published On: Lun, Jul 10th, 2017

¿SALDRÁ A FLOTE LA FMAS?- ALEJANDRO LEMUS.

REFLEXIÓN  MATUTINA DE UN VIEJO LOBO DE MAR.

 

Tetraheroica Veracruz el 10 de julio de 2017

     La historia del buceo en apnea o sea la inmersión con tan solo el aire contenido en los pulmones con una sola bocanada, tiene su origen en los buceadores de esponjas de la antigua Grecia. Existen antecedentes también en el Japón donde aún perduran la AMASAS, mujeres buceadoras que en apnea se dedican a la extracción de ostras perlíferas. También, en mi concepto, los antiguos pobladores mayas de la región oriental establecieron en el Cenote Azul de Chincultick algo que parece ser una escuela de buceo en apnea, ya que los vestigios arqueológicos localizados por “Los Samurais” del CEDAM en ese sitio parecen así confirmarlo.

¿SALDRA A FLOTE LA FMAS?- Alejandro Lemus.

POR: Edwin Corona y Cepeda,

Presidente Fundador de la FMAS

Parte # 9 de la Historia de la FMAS

 

     Sin embargo, a raíz de la aparición de las aletas diseñadas en 1926 por el Comte. De Corlieu y la sustitución de los lentes Fernez, por el visor permitieron establecer los primeros récords de profundidad en apnea, siendo el primero  registrado en la historia el realizado por Alberto “Beber” Falco y Alberto Novelli, miembros del equipo de Jacques Cousteau a principios de la década de los 50 del pasado siglo, donde alcanzaron la profundidad de  – 41 metros.

     Este record persiste hasta que el ex comando submarino italiano Enzo Mallorca llega en 1960 a los -45 metros de profundidad, record  que seria roto meses después por el brasileño Amerigo Santarelli quien alcanza los – 46 metros. Esto originó una fuerte discusión entre los aficionados a esta peligrosa actividad y así se toman las primeras medidas para reglamentar este tipo de competencias. Nuevamente en noviembre de ese año Mallorca alcanza los – 49 metros, record que mantiene durante 16 años.

     Es durante el Tercer Congreso de las Actividades Subacuáticas, en las reuniones del Comité Deportivo que presidía Luigi Ferraro que el bloque anglosajón encabezado por el representante de la organización estadounidense National Association of Underwaters Instructors (NAUI), apoyado por la también estadounidense Professional Association of Divers Instructors (PADI). el British Sub Aqua Club y su filial en  Hong Kong , las sucursales de este en Australia y Canadá, realizaron toda clase de maniobras y presiones para que este tipo de competencias fuese eliminado del panorama deportivo submarino.

     Al conocerse el resultado de la votación que eliminaba este deporte. Enzo Mallorca  se pronunció estentóreamente contra este veredicto, mientras que otro competidor que apenas empezaba a descollar en esta actividad, hijo de un oficial francés de la Legión Extranjera y madre vietnamita, quien había permanecido varios años practicando la respiración yoga en un lamasterio del Tibet,  Jacques Mayol, se retiró murmurando; A mí nadie me va a impedir que siga buceando en apnea.

    Y aunque parezca paradójico, esta desafortunada decisión dio origen a una enorme competencia entre estos dos atletas, misma que cobro popularidad con la exhibición de la película Le Grand Bleu (Azul Profundo) dirigida por Luc Besson con la fotografía submarina de Christian Petrone.

     Poco después de esta absurda determinación Enzo Mallorca estremece al mundo submarino al alcanzar en septiembre de 1974 los – 87 metros de profundidad. Tras esta inmersión Mallorca salió tan mal parado que tuvo que ser hospitalizado de urgencia.

     En 1976 en la Isla del Elba, Jacques Mayol establece un record que parecía imposible de alcanzar al llegar a los – 100 metros de profundidad y el 22 de diciembre del 2001 se suicida colgándose del techo de su casa tras haber llegado a la marca de – 105 metros..

     En 1980 en uno de mis viajes a la Isla de Pinos en Cuba, descendí, con el objeto de langostear a uno de los arrecifes cercanos y desde que me embarque me llamó la atención la presencia de un joven de aproximadamente 18 años que respondía al nombre de Francisco Rodríguez quien pronto sería conocido en el mundo submarino como Pipin Ferraras, pues mientras yo, equipado con los tanques de buceo apenas saque un par de langostas a los – 18 metros de profundidad, el chamaco cubano se paseaba en el fondo del mar sin mayor equipo que sus aletas y visor y sacó más de una docena de langostas. Cuando ascendí a la superficie no pude menos que expresar mi admiración por las extraordinarias dotes de este buceador por lo que le recomendé a Crespo, jefe de los monitores cubanos  que lo inscribieran en el campeonato de apnea que se celebraría ese año en Matanzas. Y como es de suponer obtuvo el campeonato de Cuba, compitió y gano en la Florida y la empresa italiana MARES lo contrató a su servicio como promotor de sus equipos submarinos. La popularidad de Pipin, quien el 16 de noviembre de 1989 alcanzó la profundidad de 112 metros,  lo trajo a  México donde le presenté al público mexicano en el Auditorio “Miguel Hidalgo” de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadistica,

     En esa memorable ocasión le acompañaba la que sería su esposa Audrey Mestre quien falleciera trágicamente en aguas de la República Dominicana el 12 de octubre del 2002  al pretender alcanzar los – 170 metros para implantar un nuevo record mundial femenino.

      Mientras tanto el italiano Umberto Pellizari logro la profundidad de -150 metros, pero nuevamente el 12 de octubre del 2003, fecha en la que se cumplía el primer aniversario del fallecimiento de su esposa “Pipin” alcanzó los – 171 metros estableciendo un nuevo record mundial.

     Todas estas hazañas dieron pie al establecimiento  de nuevas modalidades en el nado con apnea, tanto en piscinas como en aguas abiertas tales como la apnea estática, la dinámica, el Blue Jump  (Salto Azul o Salto a la Profundidad), competencia está ultima en la que destacó el pescador veracruzano Abundio Ronquillo Miguel al llegar a los 110 metros de recorrido y obtener un décimo lugar en el Campeonato Internacional de esta especialidad en Tenerife, España.

     Sin embargo, entre los apneistas más eminentes  de nuestro país  destaca el joven Alejandro Lemus de quien obtuve una grata impresión al verle bucear sin ayuda de ningún equipo autónomo en el Arrecife de Palancar en Cozumel.

     Tanto su figura, como su desplazamiento y permanencia eran tranquilos, elegantes, sin prisa alguna y de una permanencia que se antoja increíble.

     Hoy en día Alejandro Lemus es un apneísta  reconocido en todo el mundo por sus extraordinarias aptitudes  que han causado asombro como el ocurrido el día de ayer durante el campeonato de apnea en alberca Olmeca 2017 efectuado en el Centro de Entrenamiento de la Alberca “Leyes de Reforma” en Veracruz  con una gran participación de publico asistente, pese al lluvioso clima que azotó a esta región y del cual todavía no nos reponemos y donde se dieron cita los más destacados atletas de esta especialidad quienes contaron con el apoyo  de médicos, para médicos. jueces y asistentes que dieron la seguridad correspondiente a esta peligrosa actividad en la que nuevamente Alejandro Lemus puso muy en alto nuestra enseña nacional. Felicidades campeón.       

 

PICADAS  JAROCHAS.

MORENAZAS

    Dos serpientes marinas, conocidas como Morenas, tienen una fuerte discusión y una le dice a la otra: ¡De ahora en adelante iré a cazar yo sola!

     ¡Te puedes ir a donde se te dé tu tiznada gana!, responde la segunda. ¡Tarde o temprano volverás arrastrándote!

 

Hazte seguidor de Noticias LaNigua

1.-Entra en el siguiente link: https://www.facebook.com/pages/La-Nigua/253607161387469

2.-Haz click en el botón "Me Gusta".

3.- Haz click en el botón "Recibir Notificaciones" y listo, recibirás información todo el día en tu perfil, gratis.
Puedes invitar a otros amigos

 

About the Author