Published On: Mie, Jun 21st, 2017

PLEITO ENTRE MASONES.

 REFLEXIÓN  MATUTINA.

TETRAHEROICA VERACRUZ EL 17 DE JUNIO DEL 2017.

    Enterado del pleito y el rechazo de grupos antagónicos a la Gran Maestría que detenta el Gran Maestro de la Gran Logia “Unida Mexicana” Pablo Mata Quintana, quien pretende reelegirse en este puesto contraviniendo los preceptos constitucionales poniendo como pretexto el “rescate” de un terreno donado a la GLUM, el  Ing. Luis Martínez Wolf me ha enviado a este espacio el presente artículo titulado:

Pleito entre Masones.

Por_ Ing. Luis Martínez Wolf

       No me voy a referir dando fechas exactas pues me da flojera revolver papeles que por causa de la polilla y polvo acumulado, provoca alergias y daño severo a la salud, si me equivoco en tiempo, me disculpo, afirmando la certeza de los hechos relatados, algunos para orgullo de la masonería y otros, para que los desubicados se avergüencen por traición a los preceptos masónicos, conculcados por la ambición de ganar dinero sin atender principios morales que son o eran norma insuperable entre masones, hoy todo está subordinado ante su majestad el lucro, aunque sea ilícito.

      En la década de los sesenta del pasado siglo, un ilustre Masón de nombre Rafael Díaz Cerdán, adquirió un lote de 10,000 metros cuadrados en un barrio apartado, al norte de la ciudad de Veracruz, lo compró de su bolsillo, pretendiendo facilitar una operación que permitiría a los masones veracruzanos, construir un edificio digno de la orden y tener espacio para otros fines de carácter humanitario. El personaje ostentaba el más alto cargo de la masonería estatal. Terminado su ciclo como Gran Maestro, para el que fue elegido, decidió transmitir la propiedad  a la Gran Logia, “Unida Mexicana” (GLUM) al mismo costo al que él lo había comprado $50,000.00 (Cincuenta mil pesos 00/100) más los gastos de escrituración, se realizó la operación sin problemas, interviniendo los nuevos funcionarios de la Gran Logia “Unida Mexicana”, tomando el dinero del fondo reservado para defunciones, la operación era válida y la masonería ganaría con ella, pues la plus valía reportaba buenas utilidades, todo en orden .

Para desgracia de la masonería veracruzana, las desavenencias personales de algunos malos masones, llevo a que el nuevo Gran Maestro, el Dr. Librado Trujillo Serrano, denunciara malos manejos a quienes habían realizado la compra, su argumento fue que el fondo para defunciones era sagrado y solo se podía usar para el fin a que estaba destinado, la cosa pasó a mayores y los altos funcionarios fueron expulsados de la orden, con el argumento de que habían dado mal uso al fondo Post Mortem, injusto, indigno y fuera de orden, ya que los hermanos fueron expulsados, pero la Gran Logia se quedó con el terreno.

El terrenito en cuestión ha sido manzana de la discordia, todos los altos jefes masones, tratan de sacar ventaja del bien, fue regularizado y los primeros que intervinieron en la operación, alegaron que como habían sido expulsados, ellos eran los propietarios del bien, en fin, bronca ajena a la masonería, peleando por un bien que hoy tiene el bonito precio o valor de aprox. 50-60 millones de pesos.

En estos días, nuevamente los masones se agarran a los cabronazos por causa del bien que cedió sin ganar un centavo Rafael Díaz Cerdán, hoy los masones  deben tener cuidado pues la ley establece que cuando un bien es adquirido en forma irregular y se tipifica el delito, el bien pasa a poder del gobierno, quien le debe dar buen uso, destinándolo en primer lugar a cuestiones educativas, escolares.  ¡AGUAS!

PICADAS JAROCHAS

    El año pasado el Señor visitó a Noé, que ahora vive en el Puerto de Veracruz  y le dijo: “Una .vez más la Tierra se ha vuelto perversa y está superpoblada; veo el momento de su  fin. Construye un Arca. entra en ella con tu familia porque eres el único hombre justo de esta generación. Llevad con vosotros siete pares de animales puros, macho y hembra…”.

     Y dándole a Noé los planos, le dijo: “Tienes 6 meses para construir el Arca antes de que  comience un “norte” con  una lluvia interminable durante 40 días y 40 noches”.

     Seis meses después el Señor miró hacia abajo y vio a Noé sentado y llorando a moco tendido en una banca del Parque Zamora y ni rastro del Arca. Por lo que bajó de inmediato y le dijo a Noé.

    Estoy a punto de iniciar la lluvia, ¿dónde está el Arca?

     Perdóname, Señor -contestó Noe – pero las cosas han cambiado”…

     Para empezar necesitaba un permiso de construcción y he estado discutiendo con el inspector que me envío el Ayuntamiento para pedirme que me “moche” con el diezmo.

   Mis vecinos afirman que voy a violar las leyes náuticas  construyendo el Arca en mi patio excediendo las limitaciones de altura. Tuve que ir a la Junta de Apelaciones para resolver este asunto quién les dio la razón a los vecinos indicando que Veracruz cuenta con astilleros.

     Fui a dicho Astillero pero la Secretaria de Comunicaciones y Transportes exigió una fianza  para cubrir futuros costes del movimiento de líneas eléctricas y otras obstrucciones que faciliten el movimiento del Arca al mar. Yo les dije que el mar vendría a nosotros, pero ellos ni siquiera hicieron caso  de mi observación de que el Arca garantizaría la supervivencia de todas las especies del planeta, incluyendo al hombre y me tildaron de loco.

     Conseguir la madera fue otro problema, pues está prohibido cortar los árboles locales para salvar a las ardillas, la lechuza manchada y las palomas cachetonas. Traté de convencer a los ambientalistas de que necesitaba la madera para salvarlos, pero hicieron caso omiso.

    Cuando comencé a reunir a los animales, fui demandado por un grupo de derechos de los animales. Insistieron en que estaba confinando animales salvajes contra su voluntad, argumentando que el alojamiento era demasiado pequeño y que no se tenía contemplado el llevar a bordo a un veterinario. Así que debo solicitar 834 diferentes licencias para mantener a los animales en una propiedad privada.

    Luego la Secretaria del Medio Ambiente dictaminó que  no podía construir el Arca hasta que finalizasen su estudio de impacto ambiental.

      Todavía estoy tratando de resolver una queja con la Comisión de Derechos Humanos sobre cuántas minorías debo contratar para mi equipo de construcción y la policía de  Inmigración está comprobando los permisos de las personas que contraté para trabajar conmigo. El andamio, para llevar a cabo nuestro proyecto, no está aprobado para construcciones privadas por el Departamento de Construcción e Infraestructuras.

     Los sindicatos dicen que mis hijos son menores y no pueden ayudarme, que sólo debo contratar a trabajadores de la Unión con experiencia en la construcción de este tipo de barcos.

     También me faltan los trámites del Seguro Social, los del Sindicato de Estibadores, el registro de la Secretaria de Hacienda, los requisitos de seguridad de Protección Civil y el Visto Bueno de la Cámara de Comercio  Así que perdóname Señor, pero me llevaría más de cien años terminar esta Arca.

        De repente, el cielo se despejó y el sol empezó a brillar. Noé le miró con asombro y preguntó: “¿Eso significa que no vas a destruir el mundo?.

– “Para nada”, dijo el Señor. “Ya se está encargando el gobierno de ello”.