Published On: Mar, Nov 29th, 2016

COMO EL JOLOPO.

Fotos de lacandones tomadas por Edwin hace más de 40 años

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

REFLEXIÓN  MATUTINA DE UN VIEJO LOBO DE MAR.

29 de noviembre del 2016

     La Guerra de Independencia de los Estados Unidos, iniciada en 1775 fue un conflicto entre las Trece Colonias británicas contra el Reino de la Gran Bretaña que culminó en 1783 con la firma del Tratado de Paris, en el que se reconocía la independencia de ese territorio al que, simplemente se le      denominó como Estados Unidos. Con ello se originó el sistema capitalista, expansionista, liberal y político que aún subsiste en ese país y al que se incorporaron las ideas de libertad e igualdad.    

COMO EL JOLOPO.

POR: Edwin Corona y Cepeda.

LOBO       Catorce años más tarde en 1789 se inicia la Revolución Francesa, conflicto socio político que convulsionó en sus diferentes etapas, no solo a Francia, sino a toda Europa y gran parte del territorio colonial hispano en el Continente Americano, cuyo ácrata campanazo, dado en la madrugada del 16 de septiembre de 1810 por Miguel Hidalgo y Costilla, repercutió en toda Iberoamérica.

    La Revolución Francesa, movimiento político y social marca el inició de la llamada Época Contemporánea, al sentar las bases bajo la premisa de que es el pueblo quien es el mandante del gobierno, con lo que se abre el horizonte de la llamada democracia moderna y de la que, 19 años más tarde, en 1808 el entonces Regidor del Ayuntamiento de la Ciudad de México en la Nueva España, Lic. Francisco Primo de Verdad y Ramos señala que el principio de la soberanía radica esencialmente en el pueblo, principio que le habrá de costar la vida.

     La Revolución Francesa se inicia bajo el lema no oficial de Libertad, Igualdad o Muerte  (Liberté, égalité ou la mort), mismo que posteriormente será convertido por los franc masones en Libertad, Igualdad y Fraternidad (Liberté, Égalite, Fraternité) o las siglas L.´. E.´. F.´..

       Curiosamente a más de un siglo de estos dos importantes y turbulentos  movimientos se inicia la primera convulsión social del Siglo XX conocida como la Revolución Mexicana de 1910, que el pasado 20 de noviembre celebró su CVI Aniversario y que en esa misma fecha, pero del año 1916 se llevó a cabo en el Teatro de Bellas Artes de Querétaro el inicio del Congreso Constituyente que dará a luz a las Garantías Individuales plasmadas en el Titulo Primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, adelantándose, con mucho a las Constituciones de su época y que posteriormente serán copiadas por la República de Weimar y la Constitución emanada de la Revolución Rusa.

      Posteriormente y esto hay que tomarlo muy en cuenta,  el día  primero de enero de 1994  en el Estado de Chiapas se inicia, con la  Declaración de la Selva Lacandona, el levantamiento indígena armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), coincidiendo esta fecha con el día en que entra en vigor el Tratado de Libre Comercio  de la América del Norte (TLCAN) proclamado por el nefasto gobernante Carlos Salinas de Gortari, como “la entrada de México al Primer Mundo”   y del que el Presidente Electo de los Estados Unidos Donald Trump  quiere sacar a este país, mientras que el presidente de todos ustedes, Enrique Peña Nieto, dice que defenderá en pos del libre cambismo y del mercado neoliberal que estrangula a todo el pueblo mexicano. Igualito que el JOLOPO cuando juró que defendería al peso como perro.  

      Nuestra crónica de hoy se engalana con la reseña biográfica del diputado constituyente José Rivera, quién perteneció a la generación de verdaderos apóstoles de la enseñanza educativa, tan vilipendiada hoy en día  por el Secretario de Educación Aurelio Nuño Mayer,  que apenas sabe ler y que sería la vergüenza de esta pléyade magisterial  que tuvo componentes como Basilio Badillo, Lauro Aguirre, Daniel Delgadillo, Moisés Sáenz y Alfredo Uruchurtu, todos ellos contemporáneos del Maestro José Rivera.    

FALTAN 69 DÍAS PARA CELEBRAR EL CENTENARIO

DE LO QUE NOS QUEDA DE LA CONSTITUCIÓN

POR:  Edwin Corona y Cepeda.

Nieto del Diputado Constituyente

Manuel Cepeda Medrano.  

PUEBLA.

MAESTRO JOSÉ RIVERA.

VIII DISTRITO ELECTORAL ( Acatlán).

        Nació el 19 de marzo de 1887 en el Mineral de El Chico en el Estado de Hidalgo donde estudio las primeras letras y posteriormente trasladarse a Pachuca donde obtuvo una beca para estudiar en la Escuela Normal de Maestros en la Ciudad de México donde alcanzó el título de Maestro en Educación Primaria el 16 de diciembre de 1907, habiendo sido uno de los últimos alumnos del Maestro Enrique C. Rébsamen.

          Posteriormente pasó a ejercer tan noble profesión en la ciudad de Pachuca y en el Distrito Federal donde se afilio al Movimiento Magisterial Maderista, formando parte del grupo de maestros normalistas que secundó a Madero.

         Tras el asesinato de esté se unió al Ejército Constitucionalista formando parte de la División de Oriente a cuyo mando se encontraba el General Pablo González, donde obtuvo el grado de Mayor.

          Al emitirse la Convocatoria para la integración del Congreso Constituyente en 1916, resultó electo como diputado representante del 8° Distrito Electoral del Estado de Puebla.

         Al termino del Constituyente retornó a Pachuca prosiguiendo con su labor educativa como Inspector de Educación Primaria.

         Durante su gestión y bajo su iniciativa se creó el primer Centro Educativo para Obreros en el Estado de Hidalgo, así como varios centros deportivos y culturales en beneficio de la juventud hidalguense.

         Bajo su dirección se integró el Consejo Técnico para la Elaboración de Planes de Estudio en la Secretaria de Educación.

         Fue Senador por el Estado de Hidalgo a la XXXII Legislatura Federal.

         Participó intensivamente en la fundación del Partido Nacional Revolucionario, nombre que fue cambiado por el de Partido Revolucionario Institucional  (PRI)  en la época de Miguel Alemán Valdez.

        Fungió como diputado en el Congreso del Estado de Hidalgo y Rector del Instituto Científico Literario de dicho Estado.

        Murió en un accidente automovilístico el 20 de diciembre de 1923.

COMENTARIOS.

Tus fotos de la selva lacandona me hicieron llorar de emoción.– Que afortunados los hombres modernos como tú por haber conocido, disfrutado y capturado en nuestra vida interior la inocencia de la creación como fue hace milenios. Es un privilegio raro que no se puede explicar a alguien, ni puede entender ese milagro del contacto directo con la esencia. México abunda todavía estos tesoros escondidos. Por eso lo amo y quiero quedarme aquí.- Dra Agnese Sartori.

Saca la llave y enséñame tu ropero.-  Valiosas fotos que encierran historia de una selva exuberante, inmensamente extensa y rica, libres lacandones sin que los obliguen a cortarse el pelo, comiendo los exóticos productos de temporada, regalo de la selva y que conocí visitando hace dos meses el mercado en Palenque, delicias que ni remotamente se conocen en nuestra contaminada Ciudad de México y que allá en Palenque los hoteleros y restauranteros ni en cuenta la toman para incluirla en su menú . Este tipo de comida exótica apoyaría en mucho económicamente a los indígenas, sobre todo a las mujeres que en su mayoría son las vendedoras de estas delicadezas gastronómicas en el mercado local, vestidas con sus deslumbrantes blusas primorosamente bordadas con chaquira y sus falsas tableadas, vestimentas usuales de cada comunidad chiapaneca.-  Vange Sauza

Todo a medias.- Nuestra Media Constitución, nuestro Medio México, nuestro Medio Ejercito, nuestra Media Policía, nuestra nada de política, nuestra nada de libertad, nuestra nada de igualdad, y La Media Luna… en proceso de destrucción.- Mtra. Carmen López

PICADAS JAROCHAS.

SIN  LACTOSA,

         Entró el “Pata Larga” a conocida cervecería porteña y le dice el cantinero:

        Sírveme una cerveza.

        ¿Sin alcohol?, pregunta este

        No. Sin lactosa

        ¡Caramba! … Eso es absurdo.

         Tú empezaste wey. 

¡QUE  TENGAN  UN  BUEN  DIA!

Sugerencias y comentarios al correoedwin_coronaii@hotmail.com

About the Author