Published On: Jue, Nov 24th, 2016

PROPONEN EMPRESARIOS QUE AUMENTO SALARIAL SE LLEVE A CABO EN DOS PARTES

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex. Foto: Raúl Pérez

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex. Foto: Raúl Pérez

CIUDAD DE MÉXICO (apro/ Proceso.com.mx).- Gustavo de Hoyos Walther, presidente de Coparmex afirmó que llegarán a la Comisión Nacional del Salario Mínimo (Conasami) con una propuesta para que este diciembre se haga un primer aumento salarial que empiece a operar el primer día de enero de 2017, y que en mayo del próximo año se haga el siguiente aumento, para llegar a 89.35 pesos, es decir, un 20% de incremento.

En entrevista para Despierta con Loret, el empresario señaló que el aumento es inaplazable, para que todos los trabajadores alcancen la canasta básica planteada por Coneval.

Reconoció que el tema se discute entre agrupaciones empresariales y dijo que eso abre el espacio para que la Conasami tenga un debate, pues esa propuesta atiende a una realidad de fondo del país y no debe esperar.

Por su parte Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), organismo que agrupa a las asociaciones de empresarios, dijo que es consenso de las patronales aumentar el salario mínimo y llevarlo a una mejoría notable.

Reconoció que algunas propuestas de los otros sectores del CCE superan los 100 pesos por salario mínimo diario y dijo que el problema que han enfrentado es ponerse de acuerdo en cuándo, cómo y en qué momento se realiza.

De acuerdo con Castañón, el poder adquisitivo del trabajador ha tenido un aumento de 5.5% este año, por la suma de factores del incremento al salario y la inflación detenida y contenida, con todo y los problemas del tipo de cambio, pero tenemos que seguir haciendo el esfuerzo.

Afirmó que el aumento es posible aun cuando el legislativo no haya terminado de desvincular el salario mínimo de otras variables económicas, pues tendrán que hacer fórmulas para asegurar que sólo se incremente el pago a los trabajadores que menos ganan. Es lo que todos los años hacemos.

El gran resto, finalizó, “es considerar la volatilidad y los riesgos, no romper la inflación y lograr que los trabajadores accedan sin problema a la canasta básica de Coneval. Tenemos que superarla”.

About the Author