Published On: Mie, Nov 23rd, 2016

El árbol podrido y el bosque que nos devora inexorablemente: México S.A.

CLAROSCUROS

José Luis Ortega Vidal

(1)

Los veracruzanos vivimos una circunstancia que nos coloca ante la disyuntiva de preguntarnos:

¿Es más importante evitar la vergüenza o atender el hambre?

Que nuestra entidad sea mala noticia día tras día en los medios nacionales resulta vergonzoso.

Que los 212 municipios y el gobierno del estado que aporta la quinta parte del Producto Interno Bruto del país no tengan dinero para saciar servicios de salud, educación, seguridad, infraestructura, empleo, desarrollo social, justicia, abastecimiento de agua, limpieza, etcétera, es trágico.

(2)

Miguel Angel Yunes Linares repite –a una semana de asumir el poder- que cimbrará a México con información que mantiene guardada en tres lugares estratégicos…por aquello de que pueda sufrir un atentado, dice.

A guisa de thriller jarocho MiYuLi ratifica el suspenso después de haberse dado una vuelta por la ciudad de México junto con Flavino Ríos Alvarado –gobernador interino- y no recibir el dinero que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público debe asignar para el rescate de este rinconcito “donde hacen su nido las olas del mal”.

Está bien lo del thriller pues al menos nos mantenemos entretenidos pero con dinero baila el perro y sin dinero bailamos como perro o para ser más precisos bailamos al son que Javier Duarte tocó durante seis años, Fidel Herrera otros seis y sus cómplices perfectamente identificados tocaron durante nuestra docena trágica.

(3)

El Comisionado Nacional de Seguridad Renato Sales Heredia declaró el martes 22 de noviembre que falta poco para que Javier Duarte de Ochoa sea detenido.

Es clara la importancia que reviste el encarcelamiento de JaViDu pero tal hecho pasa a segundo término frente a la disyuntiva ética, moral y material que vivimos los jarochos:

¿Qué es preferible: evitar la vergüenza o atender el hambre?

La eventual captura de nuestro ladrón-gobernador con licencia no evitará que seamos mala noticia nacional ni devolverá los más de 100 mil millones de pesos que se fueron como las golondrinas de Bécquer:

“aquéllas que el vuelo refrenaban/ tu hermosura y mi dicha a contemplar/aquellas que aprendieron nuestros nombres/esas no volverán…”

(4)

He aquí las respuestas a la pregunta sobre la vergüenza y el hambre: durante los próximos meses y años Veracruz no dejará de fabricar malas noticias.

Tampoco se recuperará el dinero equivalente al presupuesto estatal de más de un año que Fidel Herrera Beltrán, Javier Duarte y sus muchachos saquearon.

El daño está hecho vía complicidad de la federación, empresas fantasma, licuadora marca SEFIPLAN, desvíos multimillonarios de dinero federal, estatal y municipal, aportaciones a campañas fallidas del PRI, la conformación de una red criminal que incluye a la familia –con Karime Macías de Duarte a la cabeza- amigos, compadres, cuates, operadores políticos “del sistema” y abogados mafiosos.

 

(5)

¡Coño¡ Los veracruzanos estamos jodidos…como buena parte del país.

(6)

Jorge Arboleya Pastrana, ex dirigente del Consejo Coordinador Empresarial en Coatzacoalcos, señala: “Demasiados empresarios han quedado con deudas de este gobierno, yo creo que difícilmente van a poder cobrar en los próximos dos o tres gobiernos por la condición lamentable en que está quedando el estado y ya dijo el secretario de hacienda que no van a salir al rescate”.

 

(7)

La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación –también de Coatzacoalcos- solicitará una reunión con Petróleos Mexicanos porque en el plan de negocios de la empresaria productiva del estado trascendió que los complejos petroquímicos Cangrejera y Morelos serán operados en lo sucesivo por Pemex Etileno y Pemex Transformación Industrial.

La duda que tiene el sector industrial sureño es si los últimos Complejos Petroquímicos del país que le quedan a Pemex se venderán a la iniciativa privada, se cerrarán o cuál es su destino.

En estos complejos hay más de 8 mil empleos de petroleros con planta y adscritos a la sección 11 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

Los empleados de confianza están siendo dados de baja y los eventuales o transitorios hace meses que dejaron de ser contratados; es decir están en la calle.

Durante décadas el más importante complejo de la cadena petroquímica en Coatzacoalcos fue Pajaritos, que en el 2013 pasó a la empresa Mexichem -vía una asociación- en la que el organismo privado se quedó con casi el 60 % de las acciones y Pemex con poco más del 40 %.

O sea, quien toma las decisiones es Mexichem y una de ellas fue cambiarle de nombre: Pajaritos dejó de existir y se llama Petroquímica Mexicana de Vinilo S.A.

El 20 de abril pasado explotó la planta Clorados III, única operada por los socios Pemex-Mexichem y de entonces a la fecha aquello está cerrado, destruido, con el recuerdo de la muerte de 32 obreros oficialmente reconocidos, sin generar empleos y con la posibilidad de desaparecer y ser reconstruido en Tamaulipas u otro lado.

Dentro de lo que fue Pajaritos sólo operan plantas privadas como CYDSA productora de Sal La Fina, Inophos e Iquisa.

(8)

Braskem-Idesa -originalmente llamado Etileno XXI- es una planta petroquímica propiedad del consorcio brasileño Odebrechet con algunas acciones menores de la firma mexicana Idesa.

La modernización tecnológica de Braskem-Idesa producto de 5 mil 200 millones de dólares de inversión, le permitirá generar –cuando llegue a su máxima capacidad- hasta un millón de toneladas de polietileno al año.

Para ello recibe de Pemex más de 60 mil barriles diarios de gas etano sustraídos de pozos petroleros en Tabasco y Campeche.

Braskem-Idesa opera con 700 empleos directos más 2 mil 300 indirectos entre proveedores de transporte, alimentación, uniformes, limpieza, etcétera.

Cangrejera y Morelos se pueden quedar sin el gas etano que es la materia prima requerida para operar pero aun recibiendo el gas suficiente su tecnología obsoleta los hace incompetentes frente al monstruo privado que tienen enfrente.

Si su tecnología es vieja, si la materia prima escasea, si más de 8 mil trabajadores de planta producen mucho menos que 700 en la competencia privada: ¿cuáles son los planes de Pemex respecto a estos complejos petroquímicos?

 

(9)

Resulta evidente la privatización paulatina o absoluta o la desaparición de Pemex Petroquímica como un ente del estado que formó parte del corporativismo priista o del “sistema”.

Es decir durante décadas los petroleros –como los maestros- recibieron privilegios a cambio de ser útiles en épocas electorales pero son insostenibles para un modelo llamado neoliberalismo que se instala en el sureste de México tras haber operado primero en el norte y bajío del país.

(10)

Es importante distinguir el árbol del bosque.

Duarte y su maestro Fidel son ramales de un árbol podrido: la corrupción del poder político en Veracruz que existe a nivel nacional con su cómplice Enrique Peña Nieto al frente.

La pregunta sobre la vergüenza y el hambre es una trampa que llama a la reflexión y forma parte –en todo caso- de la retórica.

¿Qué hay detrás? ¿Cuál es el bosque?

La respuesta está en “el sistema”; en este caso el modelo económico neoliberal que opera con números fríos, sin valores morales, éticos o preocupaciones inútiles como el hambre y el desempleo de los seres humanos.

Ese modelo es el equivalente a la peste y arrasa con todo, empezando por la vida individual y colectiva; he ahí el fondo de lo que nos está ocurriendo…

About the Author