Published On: Mar, Nov 8th, 2016

VERACRUZ NECESITA DIPUTADOS COMPROMETIDOS CON LA SOCIEDAD Y NO CON SU PARTIDO

AHORA O NUNCA

VERACRUZ NECESITA DIPUTADOS COMPROMETIDOS CON LA SOCIEDAD Y NO CON SU PARTIDO 

Juan Bueno TorioEl sábado pasado se instaló la LXIV legislatura de Veracruz en medio de un fuerte operativo de seguridad que negó el acceso al congreso a los ciudadanos; tres filtros de seguridad, vallas metálicas, cierre de vialidades y áreas restringidas dentro del propio congreso, así como un excesivo número de policías fueron parte del protocolo de instalación democrática de los nuevos parlamentarios, no cabe duda que es muestra evidente de la realidad autoritaria y de inseguridad que vive Veracruz y de mucho falta de sensibilidad política, mal inicio.

Por fin concluyó aquella legislatura que junto con el Gobierno de Duarte tanto daño hizo en nuestro Estado, fueron un sinfín de reformas aprobadas de manera absurda: El aumento del 2 al 3 por ciento a la nómina afectando directamente a las empresas instaladas en el estado, el cambio de uso del impuesto a la nómina para el pago de deuda, deteniendo de esta manera la inversión para el crecimiento en infraestructura, el aumento de la deuda del Estado disfrazándola en varios ocasiones como una “restructuración”, el que los jubilados pagaran cuotas al IPE y muchas más reformas que solo dañaron a los veracruzanos, algunas de ellas fueron desechadas al interponerse juicios de inconstitucionalidad, como diputado lo hice en nombre de los jubilados y ganamos en la corte. Como si no fuera suficiente, trataron de proteger al Gobierno saliente aprobando una descafeinada Ley Anticorrupción, nombrando un fiscal a modo por nueve años y que decir, el haber establecido un periodo de Gobierno Estatal por solo dos años cuando hubimos quienes argumentamos que dadas las circunstancias que vivía Veracruz, este periodo de dos años dañaría más el desarrollo, pero prácticamente la mayoría de los representantes de todos los partidos políticos, salvo honrosas excepciones se hicieron oídos sordos y le aprobaron esta ocurrencia a Duarte. Y qué decir de  la cuenta pública aprobada todos los años sin fincar responsabilidades a funcionarios públicos, cuando era un secreto a voces la impunidad y el desvío de recursos con la que se enriquecían un sin número de funcionarios del Gobierno del Estado., lamentablemente y para desgracia de todos nosotros, la Legislatura que terminó el pasado 4 de noviembre, fue solo una oficialía de partes del Ejecutivo Estatal, con las funestas consecuencias que hoy estamos padeciendo. ¡Lo único bueno es que ella se fueron!

Esta mala  experiencia obliga a los actuales diputados a alejarse de los intereses de su partido y del servilismo hacia el Ejecutivo, deben ser representantes del pueblo, un auténtico equilibrio del Poder Ejecutivo, ser contrapeso y hacer uso verdadero las facultades del Poder Legislativo y políticamente, lograr buenos acuerdos en favor de las familias veracruzanas. Los nuevos legisladores tienen el compromiso social y moral de cumplir y hacer cumplir la ley y obtener resultados evidentes a favor de los ciudadanos veracruzanos, no de su partido y menos al servicio del gobernador, que la historia de complicidad y la corrupción vivida no se repita nunca más.

La composición de la nueva Cámara de Diputados en Veracruz, marca el fin de una era que respaldó sin objetar, las locas propuestas y ocurrencias enviadas por los gobernadores, en particular las últimas de Javier Duarte, que solo pretendieron cubrir la gran corrupción y la enorme deuda en la que queda inmerso nuestro Estado de Veracruz; afortunadamente los tiempos del PRI y su gobierno autoritario han terminado, espero, por el bien de Veracruz, que esta nueva legislatura actúe por el bien del desarrollo humano, social y económico de nuestro Estado y no de manera complaciente y omisa como lo hizo su predecesora.

Para los diputados que han asumido el cargo, estos primeros días como legisladores y los últimos del gobierno interino que culminará el 30 de noviembre, son de gran trascendencia, en virtud del grado de violencia, descomposición y enfrentamiento que ha provocado la falta de recursos y la ingobernabilidad que vivimos. El escalamiento de la protesta social, conflictos con empleados estatales y municipales, pensionados, maestros y presidentes municipales, está a punto de provocar una explosión social que nada bueno nos dejará. Los diputados tienen hoy la oportunidad de intervenir para encontrar solución y legislar al respecto de lo que cada sector de la administración pública y de la población demanda.

Los actuales diputados tienen la facultad de llamar a las partes en conflicto para lograr acuerdos, en un ambiente de respeto y entendimiento y no de crispación, violencia y enfrentamiento, debemos llamar a la prudencia a todos los actores políticos con el propósito de que la transición sea sutil por un lado, atienda la problemática por el otro y que sobre todas las cosas mantenga la paz y la armonía social en nuestro Estado de Veracruz.

Al igual que todos los veracruzanos les deseo éxito y al mismo tiempo les pido sean responsables ante las necesidades que hoy enfrentamos y que cuando concluyan su periodo, puedan sentirse satisfechos del deber cumplido.

Es AHORA cuando deben demostrar su amor por Veracruz y su compromiso con la ciudadanía que los eligió, deben dejar atrás sus colores y sus intereses personales o NUNCA tendremos la posibilidad en el mediano plazo de que realmente legislen en favor de sus distritos y de todo Veracruz para alcanzar el desarrollo social y humano que todos deseamos.

About the Author