Published On: Mie, Jul 18th, 2012

LICENCIA DE TORRECILLA SIENTA PRECEDENTE PARA MALOS PRESIDENTES MUNICIPALES

Bastará con presentar su renuncia para que otros corrijan sus excesos: panistas

Córdoba, Ver.- La forma en que la mayoría priista aprobó la salida de César Torrecilla, de la presidencia municipal de Fortín, deja mal precedente, pues ahora cualquier autoridad que incurra en irregularidades y se sienta “bajo la lupa” buscará retirarse y evadir su responsabilidad de afrontar los hechos siendo alcalde.

De igual forma, la premura con la que la mayoría priísta actuó, violentando los reglamentos internos, evidencia que había instrucción “superior” para retirar a César Torrecilla y evitar así un juicio para la revocación de su mandato, como buscaban algunos legisladores de oposición.

A esas conclusiones llegaron los legisladores Martha Lilia Chávez y Juan Carlos Castro, quienes en entrevistas por separado, lamentaron que los diputados priístas busquen de esta forma proteger al alcalde de Fortín, pues a pesar de que su responsabilidad administrativa continúa, sucederá como en el resto de los malos gobernantes priístas, quedará impune.

Martha Lilia Chávez argumentó que en este caso es evidente la injerencia del Poder Ejecutivo sobre el Legislativo, pues aunque no conste el hecho, el actuar de los priistas evidencia que hubo la orden de sacarlo de la Presidencia este martes.

Independiente a ello, los priístas continúan violentando las leyes y torciendo los reglamentos a sus intereses personales y de partido, donde los argumentos jurídicos presentados por los diputados opositores siempre serán insuficientes e injustificados, aun cuando la ley les asista.

En tanto que Juan Carlos Castro sostuvo que con la intervención de la tesorería municipal, se evitaba que César Torrecilla hiciera mal uso de los recursos municipales como había venido ocurriendo, sin embargo, sin mayor justificación que un papel simple, elevadora por el alcalde con licencia, se dio por hecho su mal estado de salud, cuando no se agregó ningún justificante avalado por autoridad médica alguna.

“Nos repitió el mismo documento, sólo le cambió la fecha. En el primer documento enviado el 12 de este mes, dice que el día anterior sufrió de un mal cardiaco, como le fue rechazada esa solicitud, al día siguiente envió una nueva donde sólo le cambió la fecha pero no el “día de ayer”, lo que hace suponer la premura por sacarlo de la presidencia municipal”, expresó.

Y coincidió con Martha Lilia Chávez que existían intereses partidistas por sacarlo de la presidencia municipal ante los malos resultados dados, sólo se esperaron a terminar le proceso electoral.