Published On: Mar, Jul 17th, 2012
Sin categoría | By admin

DESALOJAN INDÍGENAS COLOMBIANOS A FUERZAS DEL EJÉRCITO EN CAUCA

Prensa Latina

Bogotá, 17 jul (PL) Comunidades indígenas del Cauca se desplazaron hoy a las inmediaciones del municipio de Toribío, sureste colombiano, para desalojar a los soldados del ejército que custodian una antena soporte de las comunicaciones telefónicas en el cerro Berlín.

Antes habían lanzado un ultimátum, que expiró hoy al amanecer, en el que exigían el retiro voluntario y total de las tropas.

Los cabildos indígenas de la etnia nasa vienen solicitando el abandono del lugar a las partes inmersas en un conflicto armado, que repercute de manera directa sobre su territorio ancestral, cuya autonomía reivindican.

También lo han solicitado más de una vez ante el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, quien reiteró, por su parte, que no desmilitarizará ni un solo milímetro del Cauca ni del país.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, declaró, a su turno, que continuarán reforzando la militarización en el Cauca.

“No nos vamos a retirar, subrayó. El mensaje permanente a nuestros soldados ha sido siempre de moral, de entusiasmo, de seguir trabajando por Colombia y evitar la confrontación con los indígenas a pesar de sus agresiones. A uno le duele en el alma este rechazo”.

En las últimas horas, el comandante de la Fuerza de Tarea Apolo, general Jorge Humberto Jerez, denunció que los soldados asentados en el cerro Berlín están siendo víctimas de ataques físicos por parte de los nasas quienes, “con palos, intentan sacarlos del lugar donde se mantiene la presencia subversiva”.

Mientras, la emisora radial RCN señaló que se conocieron versiones según las cuales se lanzaron disparos y gases lacrimógenos, y los indígenas rodearon a un grupo de militares en el cerro.

Al parecer el tropezón de uno de estos últimos, por la irregularidad el terreno, provocó la reacción en cadena de indígenas, que derivó en empujones e insultos. En medio de los forcejeos hubo tiros al aire y gases lacrimógenos, indicaron.

Armados de palos y piedras, los pobladores originarios, cargaron a varios uniformados hasta retirarlos del lugar que custodiaban y dejarlos al margen, según reporta RCN.