Published On: Mie, Jul 11th, 2012
Sin categoría | By admin

ENVENENA A SUS HIJAS!

Y LUEGO SE SUICIDA

* Les dio dosis letal de Furadan en la cena
* Encuentran carta póstuma
* “Perdónenme por todo el dolor que les dejo…”

Por FEDERICO GARCÍA
Reportero de NOTIVER

FOTOS Agencias y Redes Sociales

Agobiada por una severa crisis económica, una mujer envenenó a sus tres hijas y posteriormente se suicidó, la tragedia se registró este martes en una humilde vivienda de la población de Las Choapas.

María Ambrosia Domínguez Molina, de 30 años, nunca pudo superar el abandono de su esposo y la noche del lunes decidió acabar con la existencia de sus tres hijas, al suministrarles en la cena una dosis letal de la sustancia llamada Furadan, combinado con unas cápsulas.

La mujer suministró la dosis mortal a sus hijas durante la cena y para este martes por la mañana, cuando su ex esposo Crispín Acevedo se presentó en la vivienda ubicada en la calle Indira Gandhi, colonia Nazaret, poblado de Las Choapas, descubrió la macabra escena.

En lo que era la recámara de la vivienda, encontró sobre dos camas los cadáveres de sus hijas de once, nueve y seis años, mientras que tirada en el piso estaba muerta su ex esposa María Ambrosia Domínguez Molina.

En la escena del crimen, las autoridades ministeriales hallaron una carta póstuma en la que la mujer trató de explicar a sus familiares los motivos por los que tomó la fatal decisión, “perdónenme por todo el dolor que les dejo, pues no supe ser una buena hija para ustedes, que son tan buenos todo el tiempo”, escribió a sus padres.

Al ex esposo, Crispín Acevedo, quien se hacía cargo de la manutención de las tres niñas también le dejó una carta con contenido similar, como si eso justificara la brutalidad que cometió con sus pequeñas hijas las que bien pudieron elegir vivir aún en las condiciones que el destino les impusiera.

Para los vecinos, María Ambrosia Domínguez era una mujer normal, un poco reservada, que siempre atendía a sus pequeñas, aunque en los últimos días había externado su deseo de marcharse de la ciudad por los problemas que tenía con su ex esposo.

Las primeras investigaciones realizadas por la PGJE indican que la mujer suministró a sus hijas una dosis letal de Furadan, para matarlas, y después se suicidó ingiriendo la misma sustancia.

Los peritajes que realiza la PGJE permitirán establecer las cantidades del veneno que se suministraron a las niñas, también cuánto ingirió a mujer que en un acto de poco valor decidió matar a sus hijas y después suicidarse en el sureño municipio veracruzano de Las Choapas.